Los grandes de la Semana Negra

Tomás Bárbulo, Juan Bas, Horacio Convertini y Mabel Lozano, felices tras saberse ganadores de los premios de la Semana Negra. / JOAQUÍN PAÑEDA
Tomás Bárbulo, Juan Bas, Horacio Convertini y Mabel Lozano, felices tras saberse ganadores de los premios de la Semana Negra. / JOAQUÍN PAÑEDA

El escritor vasco Juan Bas, que se lleva el Hammet, Mabel Lozano, Miguel Ángel Monfino, Horacio Convertini y Tomás Bárbulo se hacen con los premios del festival literario gijonés

PABLO ANTÓN MARÍN ESTRADA

El periodista y escritor Juan Bas es el ganador del Premio Dashiel Hammett de la XXI Semana Negra, concedido a la mejor novela de género policial por 'El refugio de los canallas', una historia sobre el terrorismo de ETA que trata de alertar sobre los riesgos del fanatismo ideológico. Otra profesional de la comunicación, Mabel Lozano se llevó el galardón Rodolfo Walsh en la categoría de no ficción por 'El Proxeneta', un crudo relato sobre la trata de mujeres en España a través del testimonio de un 'capo' arrepentido. Los otros premios del encuentro literario fueron para el argentino Horacio Convertini, Premio Celsius de literatura fantástica y de ciencia ficción por su obra 'Los que duermen el polvo', narración distópica sobre las pesadillas colectivas del mundo contemporáneo; mientras su compatriota, Miguel Angel Molfino, se alzaba con el Premio Espartaco de novela histórica por 'Pampa del Infierno', un western con vocación de thriller sobre la colonización de El Chaco a comienzos del siglo XX. El Memorial Silverio Cañada para el mejor primer título de narrativa negra se lo llevó el coruñés Tomás Bárbulo por 'La asamblea de los muertos', una historia de delincuentes de poca monta que se desplazan a Marruecos para cometer el golpe de su vida.

Tras conocerse el fallo los autores galardonados -salvo Molfino, que no pudo viajar a la presente edición del festival, y de quien Concertini dijo que era «una aventura atrapante y una mirada sobre el método brutal con el que se hizo el país»- comparecieron ante los medios para hablar de sus obras. El ganador del Dashiel Hammett, Juan Bas (Bilbao, 1959) manifestó que en su novela 'El refugio de los canallas' (Editorial Alrevés) el asunto principal «no es ETA, sino el tema shakesperiano del odio transmitido de padres a hijos y la tragedia estúpida y cruel que acabaría llevandoles a la muerte o a la cárcel». En palabras de su autor (columnista habitual del diario 'El Correo' y que publicó en EL COMERCIO una serie narrativa en 2010), el libro «trata de historiar la verdad de los años de plomo, desde un momento previo a los 50 hasta su final en 2015» . En él ha querido ofrecer «una visión poliédrica de una realidad mediocre y endogámica, la lacra terrorista en el País Vasco impulsada desde el odio y el fanatismo más absurdo», apuntó sobre la que considera «no sé si la mejor o mi novela menos mala».

Más información

Otro drama de nuestro tiempo, el de la trata de seres humanos en el negocio de la prostitución, protagoniza 'El Proxeneta' (publicada también por Alrevés) de Mabel Lozano, una valiente incursión «en un mundo de sombras y 100 por 100 real» -lo calificó la premiada con el Rodolfo Walsh, que intenta mostrar «una historia llena de verdugos y víctimas en la que no son las mafias quienes manejan los hijos sino una veintena de hombres españoles», denunció la periodista. Uno de ellos, oculto bajo el nombre de Miguel 'El Músico', ha revelado a su autora lo que hay detrás del que es «el segundo negocio ilícito más lucrativo y que solo en España ha explotado a mas de 1.700 mujeres de todo el mundo», detalló Lozano, que rueda actualmente una película basada en el libro.

El género fantástico le sirve al autor premiado con el Celsius, Horacio Convertini (Buenos Aires, 1961), para narrar en 'Los que duermen en el polvo' (Alfaguara Argentina) la crónica de una epidemia de seres antropófagos que sacude su país, llevando a quienes huyen de ella a refugiarse en la Patagonia -la única zona a salvo- y que pretende ser «una alegoría de la deshumanización de los sistemas económicos actuales y la marginación del otro transformado en enemigo», explicó el autor, tras conocer la concesión del premio.

El único debutante en el género negro, el español Tomás Bárbulo (La Coruña, 1958), agradeció el Memorial Silverio Cañada para su primera novela policial: «Espero que lo sea de una serie muy larga» y manifestó que en 'La asamblea de los muertos' -editada por Salamandra- quiso relatar «una historia de butroneros que reciben el soplo para perpetrar un atraco en un hotel de Marrakech, un asunto aparentemente fácil que al final se complica», explicó sobre ella.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos