«Las lenguas resultan útiles cuando se hablan, no cuando se imponen»

Una niña lee un texto en asturiano en la Junta General. / MARIO ROJAS
Una niña lee un texto en asturiano en la Junta General. / MARIO ROJAS

Pedro Sanjurjo defiende el actual marco legal de la llingua durante la lectura pública en asturiano en la Junta del Principado en la que participaron 50 niños

PABLO A. MARÍN ESTRADA OVIEDO.

El asturiano y el gallego-asturiano fueron las lenguas en las que ayer 'falaron' en el hemiciclo de la Junta General diputados de todos los grupos políticos y el propio presidente de la cámara, Pedro Sanjurjo. La celebración de la ya tradicional lectura de textos con motivo del Día de les Lletres propició esta singular sesión. A los partidos que defienden la oficialidad parecieron ir destinadas las palabras que el propio Sanjurjo pronunció en eo-naviego en el breve discurso con el que abrió el acto. «La supervivencia de una lengua no podrá lograrse a través de la coerción, porque su uso generalizado es una decisión que surge de la voluntariedad de sus hablantes», manifestó.

El presidente de la cámara autonómica, tras recordar el marco legal en el que actualmente se reconoce a la lengua asturiana y al gallego-asturiano afirmó que «las lenguas son útiles cuando se mantienen vivas, cuando se hablan, cuando la gente las hace suyas y no cuando se imponen». En su opinión la cuestión lingüística «no se pude abordar desde las emociones o los sentimientos, sino desde el respeto escrupuloso a los derechos tanto de quienes hablan asturiano, en cualquiera de sus variantes, como de quienes no lo hablan», algo en lo que reside «la virtud y principal grandeza de un sistema democrático avanzado», añadió Sanjurjo.

Más información

El suyo fue el único mensaje político que ayer se oyó en el acto institucional. Sanjurjo escogió un relato oral de su tierra natal (Abres) que contaba la historia de un pescador furtivo que pretendía adelantarse por tierra a los bogadores que le precedían río abajo. El consejero de Cultura, Genaro Alonso Megido -que lo acompañaba en la mesa- optó por el capítulo 6 de 'El Principín', en el que se habla de las puestas de sol.

Medio centenar de alumnos de los colegios Buenavista 1 de Oviedo y Villalegre de Avilés ocupaban los escaños y cuatro de ellos también leyeron. En ella tomaron parte la consejera de Servicios Sociales, Pilar Varela y seis directores generales del Principado, además de la vicepresidenta de la Academia de la Llingua, Marta Mori. La representación parlamentaria estuvo formada por Nuria Devesa (PSOE); Cristina Coto y Carmen Fernández (Foro); Concha Masa y Ovidio Zapico (IU); Lorena Gil, Enrique López y Andrés Fernández (Podemos); Gloria García (PP); y Nicanor García (C's).