Sergio Navarro se hace con el Premio Adonáis de poesía con 'La lucha por el vuelo'

M. LORENCI MADRID.

Sergio Navarro se alzó ayer con el premio Adonáis, el decano del panorama poético y literario español, y que a lo largo de más de siete décadas ha sido el semillero de grandes poetas hispanos y un eficaz termómetro de la calidad de nuestra lírica. Gracias a 'La lucha por el vuelo', Navarro (Marbella, Málaga 1992) inscribe su nombre en la nómina de este galardón sin dotación económica, creado en 1943 -un año antes que el premio Nadal de novela-, que ampara desde 1946 la editorial Rialp y que se ha fallado 70 veces en 73 años.

La poesía de Sergio Navarro encierra «una contemplativa mirada hacia la naturaleza, sustentada en una fluida musicalidad», según el fallo del jurado. El malagueño toma el relevo de Rodrigo Sánchez Ferrer, ganador el año pasado con 'Vaho'. El fallo se anunció en la Biblioteca Nacional, en un acto presidido por Luis Alberto de Cuenca, poeta y presidente del Patronato de la institución.