Ciencia y poesía para desvelar el mundo

Pedro de Silva, Montserrat López Moro, Amador Fernández, Pelayo García, Xuan Bello y Emma Pedreira. /
Pedro de Silva, Montserrat López Moro, Amador Fernández, Pelayo García, Xuan Bello y Emma Pedreira.

La Casa Natal de Jovellanos acoge la entrega de los premios internacionales de ensayo y poesía que convoca ediciones Nobel

P. A. MARÍN ESTRADA GIJÓN.

La Casa Natal de Jovellanos acogió ayer la entrega de los premios internacionales de ensayo y poesía que convoca anualmente Ediciones Nóbel y que llevan el nombre del ilustrado gijonés. El investigador científico Amador Menéndez con su obra 'Historia del futuro' y la escritora Emma Pedreira con su poema 'Lista da compra da viúva' ('Lista de la compra de la viuda') han sido los ganadores de la XXIII edición del Premio Internacional de Ensayo y de la IV del Premio Internacional de Poesía El Mejor Poema del Mundo. Ambos recogieron sus respectivos galardones en un acto que contó con la presencia del director general de Planificación Llingüística del Principado, Fernando Padilla, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Gijón, Montserrat López Moro, y el fundador de la editorial convocante de los premios, Graciano García, además de los miembros de los jurados.

El responsable de Ediciones Nóbel, Pelayo García, definió la iniciativa de estos premios como «una cita que se ha ido haciendo imprescindible en la cultura española» y que «forma parte ya de la identidad de Gijón», apostando por una dimensión internacional de cuya realidad son muestra las más de mil obras presentadas al premio de poesía y las 162 del premio de ensayo en este año.

El escritor y expresidente del Principado Pedro de Silva fue el encargado de glosar la obra premiada en la categoría de ensayo: 'Historia del futuro' de Amador Fernández, a quien presentó como «un científico divulgador», ocupado en la tarea de «enseñar a la gente para qué sirve la ciencia y cuyos planes de futuro precisan ser explicados para saber donde vivimos». El propio autor del ensayo, ahondó en las ideas que expone en él y citó al último ganador del premio, Juan Pedro Aparicio: «Los libros son una máquina del tiempo que nos traslada al pasado», para reivindicar el papel de la ciencia en su ensayo, «que en este caso es una máquina del tiempo hacia el futuro», un viaje que Menéndez ha querido emprender en su trabajo «desde la esperanza» y reivindicando las posibilidades de potenciar la inteligencia colectiva por delante incluso de la inteligencia artificial. «Una hormiga no es inteligente, el hormiguero sí lo es», recordó.

Otra forma de inteligencia, la del pensamiento y la intuición poéticas, sirvieron al escritor y colaborador de EL COMERCIO Xuan Bello para presentar a la autora del 'Mejor poema del mundo', la coruñesa Emma Pedreira. «El ser humano, es un ser que sueña», dijo, y los versos de 'A lista da compra da viúva' serían un ejemplo de ello: «Es un gran poema en el que lo cotidiano nos devuelve el aliento del mundo». La poeta recogió el premio leyendo una carta escrita por ella a Virginia Woolf y a Rosalía de Castro en las que reivindicó su propia lengua y la identidad femenina: «Mi propio cuarto y mi independencia», leyendo a continuación su texto en gallego, asturiano y castellano, una lista de la compra llena de deseos para seguir viviendo.