«La cocaína no es del pasado, está más presente que nunca»

El escritor Nacho Carretero, en el puerto de La Coruña. Esta semana viajará a Gijón para participar en la Semana Negra./
El escritor Nacho Carretero, en el puerto de La Coruña. Esta semana viajará a Gijón para participar en la Semana Negra.

Nacho Carretero, autor de 'Fariña', presenta el sábado en la Semana Negra su libro sobre el narcotráfico gallego

ALEJANDRO CARANTOÑA

Aunque vuelva a estar disponible, la semana pasada aún era difícil comprar el libro 'Fariña' en Asturias. No por que siguiese prohibida su venta por una decisión judicial (por señalar, en un párrafo, que el ex alcalde de O Grove Alfredo Bea Gondar estuvo investigado por narcotráfico), sino porque se estaba vendiendo mejor incluso que antes y no quedaba en casi ningún sitio. El libro tiene, de hecho, tres años, pero su autor, el periodista coruñés Nacho Carretero (1981), ha vivido en los últimos meses otro repunte por el episodio con Bea Gondar y por una reciente (y exitosa) serie de Antena 3 basada en 'Fariña'. El sábado, Carretero (que acaba de publicar también en en Libros del K.O. 'Nos parece mejor', una historia del Depor) estará en la Semana Negra presentando su crónica del narco gallego.

-Hay algo muy llamativo en el libro y que confirma indirectamente su última frase («No se debe olvidar lo que todavía no ha terminado»): hay muy pocas fuentes que hayan querido aparecer con su nombre.

-Es algo llamativo y, como periodista, decepcionante. Pero lo importante era contar esta historia: tratando algo así, te encuentras con mucha resistencia. Es gráfico de que esto no está superado. Luego, con el libro publicado y con todo lo que ha ocurrido, es verdad que he tenido muchas ofertas de gente que entonces sí quería hablar. Pero ya no servía de nada...

-Otro ente curioso son 'los colombianos', que parecen algo lejano y distante, como si la cocaína saliese del mar, como algo irreal.

-Ellos no solo reinaban en la cocaína en la época, sino ahora. Es el producto más rentable del mundo y la realidad es que cuando aparecen en escena, mucho ojo. En las Rías Baixas aún hay gente que se encierra en casa cuando oye el acento por el pueblo. El libro se centra en la realidad de Galicia, pero hay que tener presente que, según un informe de la ONU, el 70% de la cocaína mundial proviene de Colombia, y hay que entender su contexto (el proceso de paz, la prohibición de sulfatar cultivos, el colapso de Venezuela...). De ahí se expandió a todo el mundo.

-¿Se ha normalizado el consumo de cocaína?

-España es la cuarta consumidora del mundo. Hay una normalización, en especial en nuestra generación, de algo que no es normal. Yo pasé mi infancia y juventud en Galicia y era muy fácil conseguirla: eso tiene circunstancias y consecuencias. Hay una tremenda demanda y, mientras la haya, esto no se parará.

-En ese sentido, insiste mucho en 'Fariña' en que esto no se ha acabado, pero igual que en la serie de televisión o en otros episodios recientes de la historia de España parece algo lejano, como de los 90. ¿Es así?

-Aún la semana pasada publiqué un reportaje con información del Servicio de Vigilancia Aduanera, de la ONU y de la Policía: nunca antes ha habido tanta cocaína en movimiento en el mundo como ahora, y por tanto nunca había entrado tanta cocaína en España. No se trata de rebatir que es pasado, es que nunca ha estado tan presente.

-¿Es fácil delinquir?

-Fácil no sé. España desde luego es puntera en cuerpos policiales y en eficacia, es ejemplar y así lo acreditan las estadísticas. Dicho todo esto: el narcotráfico ahora es más global, tecnológico y complejo. Los grandes narcos no entran en contacto con la operativa, como sí hacía Sito Miñanco. Es imposible llegar hasta arriba porque funcionan de forma estanca, y por eso se recurre a perseguirlos por el blanqueo.

-Entonces ¿por qué abordar como periodista aquello a donde un estado no llega?

-Saber quiénes son es una cosa, pero procesarlos es otra. En Galicia hay tres o cuatro que lo mueven todo, y se sabe quiénes son. Te da para construir una crónica. Ahora bien, el juez sabe quiénes son, e incluso podrá decirte que mejor que tú, pero lo importante es recabar pruebas. En ese sentido, el narcotráfico sabe que lleva ventaja.

-¿No se planteó el riesgo de meterse en este fregado?

-Lo sabes, pero no lo piensas: más temor que al secuestro del libro tenía lo que supusiera publicar nombres y apellidos de narcotraficantes reales. Al final lo que ocurrió fue esa cosa, rocambolesca, pero que supongo que pasa de vez en cuando. Y nos tocó a nosotros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos