David Lagercrantz: «Dejo Millenium por evitar una rutina que me haría sentir vergüenza»

David Lagercrantz, en una imagen de archivo./AFP
David Lagercrantz, en una imagen de archivo. / AFP

El escritor sueco presenta 'La chica que vivió dos veces', la sexta y última novela de la exitosa saga

ALAIN MATEOSMadrid

Las aventuras de Lisbeth Salander llegan a su fin. El escritor sueco, David Lagercrantz, presenta 'La chica que vivió dos veces', la sexta y última novela de la saga Millenium que ha vendido más de 100 millones de ejemplares -solo 25 'thrillers' literarios en la historia han sido capaces de superar esta barrera-. «De seguir con Millenium hubiese entrado en una rutina y no habría sido capaz de escribir, y eso sería una vergüenza», explica Lagercrantz el porqué del final de la saga. El escritor sueco, que ha sufrido «ataques de hackers y numerosas presiones externas», concluye la saga dando muerte a una de las hermanas Salander. El libro que fue publicado el 27 de agosto ya es número uno en ventas en Holanda, Italia, Australia y Francia, aunque en España hasta el sábado no se darán a conocer los datos.

La lucha entre las hermanas Salander -Lisbeth y Camila- será el nudo principal de la historia de la última novela negra de Millenium, cuyo desenlace final «será la muerte de una de las dos, porque alguna tiene que morir», asegura Lagercrantz. Pero este último libro no ha sido fácil de terminar para el escritor sueco, ya que «está escrito en un ordenador sin acceso a internet, porque los editores y yo hemos sufrido ataques de hackers que querían robar el texto». La editora del Grupo Planeta, Miriam Vall, confirma lo que cuenta Lagercrantz y afirma que «es la primera vez que ocurre en la editorial».

El escritor sueco, autor de otras novelas policíacas como 'El enigma Turing', revela que cuando le propusieron retomar la saga Millenium -creada por Stig Larsson- recibió numerosas presiones, entre ellas de la familia del creador del 'thriller'. «Ha sido siempre un viaje fantástico, a pesar de que el estrés casi me destroza. Lo triste siempre ha sido el conflicto de la herencia -Larsson murió en 2004- por los derechos de las obras, quizá esto supuso el inicio de todas las presiones». El escritor concluye su etapa con Millenium y siente «una profunda liberación».

Lagercrantz, en una jocosa y entretenida conversación con el comisario jefe de la Unidad de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional, Pedro Pacheco, afirmó que «ni siquiera la hacker Salander hubiese podido superar las barreras de la policía española», la que define «como la mejor brigada de ciberdelincuencia del mundo». Ambos coinciden en que los hackers han evolucionado desde que Larsson presentó al mundo a Lisbeth Salander. «Ahora los ciberdelincuentes están integrados en la sociedad», admitió el comisario Pacheco. Lagercrantz retomó el hilo del comisario afirmando que vivimos «en una ciberguerra marcada por las 'fake news' de los poderes políticos» y distinguió tres tipos de hackers. Al ya mencionado ciberdelincuente que bombardea las redes sociales con noticias falsas y con un interés político, según el escritor sueco, se suma el tradicional hacker que trata de entrar dentro de los servicios de inteligencia de los países para obtener información. El último, y el que predomina en los delitos de ciberdelincuencia en España, según el comisario Pacheco, es el del hacker que busca cometer fraudes y estafas.

Temas

Libro