Los encuentros de Verines giran en torno a la poesía en todas las lenguas del Estado

La casona de Verines, durante una edición anterior de los encuentros literarios. / NEL ACEBAL
La casona de Verines, durante una edición anterior de los encuentros literarios. / NEL ACEBAL

Hoy y mañana se celebra su XXXV edición, que cuenta con una veintena de autores y críticos, bajo la dirección de Luis García Jambrina

ANA RANERAGIJÓN.

La poesía en castellano y en las demás lenguas españolas será la protagonista de los XXXV Encuentros de Verines que se celebrarán hoy y mañana en la localidad llanisca de Pendueles. La reunión literaria, organizada por la Dirección General del Libro del Ministerio de Cultura y la Universidad de Salamanca -propietaria de la Casona donde se celebra- congregará a una veintena de escritores y críticos en español, catalán, gallego, eusquera y asturiano, para debatir sobre el estado actual del género protagonista en un momento «en el que están sucediendo muchas cosas en el ámbito poético, coexisten diversos paradigmas en él e incluso hay quien sostiene que podría estar mutando o fragmentándose», afirma el director del encuentro Luis García Jambrina.

Es la cuarta ocasión en la que Verines se ocupa de la poesía en las distintas lenguas del estado y, como recordaba su director, a este género estuvo dedicada la primera edición en 1985. El espíritu del evento que coordinó el catedrático y académico asturiano Víctor García de la Concha desde entonces y hasta el año 1998, sigue siendo el mismo tres décadas después, apunta García Jambrina, quien lo resume en el propósito de «subrayar la pluralidad lingüística y estética» de la literatura contemporánea de nuestro país y servir de «barómetro y lugar de intercambio de ideas entre los autores». En palabras del responsable de sus últimas veinte ediciones: «No se trata de un congreso, ni un seminario, sino de un espacio abierto al debate, en el que, en lugar de estudiosos o teóricos, quienes toman la palabra son los propios escritores en un diálogo lo más espontáneo y fluido posible».

Este formato hace del encuentro «algo atípico» en el contexto español para su director, quien añade además el hecho de su plurilingüismo, tampoco muy habitual en foros similares. A este respecto, cabe señalar que desde el primer encuentro, la literatura en lengua asturiana siempre ha estado presente en la Casona de Pendueles en paridad con la del resto de los idiomas.

Respecto al tema elegido para la edición de 2019, 'El estado de las poesías (IV)', Luis García Jambrina explica que desde la última reunión en la que fue monográfico hace ahora quince años al momento actual «ha habido cambios sustanciales, parece que algo se mueve y eso merecía un nuevo encuentro». Entre las novedades que se observan hoy en el panorama poético señala la existencia de distintas concepciones del propio género: «Hay muchas cosas que se entienden por poesía y que sugieren una disparidad a la hora de valorarlo por los propios autores y lectores, dependiendo del punto de vista en el que se sitúen». Otro de los fenómenos que en su opinión podría dar juego en los debates es la apuesta de importantes grupos editoriales por publicar colecciones de poesía destinados al gran público: «Ya no es que hayan aparecido nuevos soportes o que se hayan actualizado, es que ahora la editan sellos comerciales, algo novedoso en un campo donde solo había tres o cuatro editoriales más o menos grandes y el resto eran sellos independientes o instituciones. Es una realidad que cada uno valorará de una u otra manera».

Poetas y críticos como Jenaro Talens, Antoni Marí, Aurora Luque, José Corredor-Matheos, Vicente Luis Mora o Carmen Camacho, estarán en esta nueva edición de Verines, que contará además con la participación de Ángela Segovia, Antonio Méndez Rubio, Chus Pato, Edgardo Dobry, Esther Zarraluki, Jorge Olivera, Juan Ramón Makuso, Julieta Valero, Pablo López Carballo y Tere Irastortza. En representación de la literatura en asturiano acudirá el escritor y colaborador de EL COMERCIO Pablo Antón Marín Estrada. Junto a la suya, estaba prevista la presencia de Berta Piñán, quien finalmente no podrá asistir debido a sus nuevas responsabilidades como Consejera de Cultura. Sobre este hecho se pronunciaba García Jambrina. «Su nombramiento la impide participar y aunque nos prive de ella, personalmente me alegro de que haya sido designada para un cargo tan importante una escritora como Berta. No es la primera vez que nos ocurre algo así y es una muestra de la calidad de los autores que vienen a nuestros encuentros», expresó satisfecho.