«Para ser feliz hay que soltar los tentáculos del ego»

Anxo Pérez estará hoy en Gijón./E. C.
Anxo Pérez estará hoy en Gijón. / E. C.

«El contenido de mi libro me ha cambiado la vida: yo era otro antes de escribirlo», afirma el autor de 'Los 88 peldaños de la gente feliz' Anxo Pérez. Emprendedor y escritor

P. A. MARÍN ESTRADAGIJÓN.

Con su método '8Belts', Anxo Pérez revolucionó el aprendizaje on line de idiomas y se convirtió en un emprendedor de referencia. Igual fortuna ha cosechado como autor de auténticos betsellers en el ámbito del desarrollo personal como 'La inteligencia del éxito' o 'Los 88 peldaños del éxito'. Hoy estará en Gijón presentando su último trabajo, 'Los 88 peldaños de la gente feliz'. Será a las 19.30 horas, en el Ateneo Jovellanos, en un acto que cuenta con la colaboración del Aula de Cultura de EL COMERCIO.

-¿El suyo es un libro de autoayuda?

-Es un libro de desarrollo personal y diría que una bomba. De los tres que he publicado creo que es el mejor porque tiene la fórmula para revolucionar nuestro éxito interior.

-¿Dónde estaría esa clave?

-Es una fórmula para potenciar nuestra felicidad y eliminar todo aquello que nos molesta y nos hace infelices. La clave la resumo en una de las frases del libro: 'La felicidad es como una bola de luz cubierta por una torre de mantas; nosotros no podemos producir la luz pero sí retirar las mantas'.

-¿Éxito igual a felicidad?

-Hay dos tipos de felicidad. La no duradera, que es más un chute de energía del ego: un triunfo, un gol. No es malo pero viene con fecha de caducidad porque depende de que sucedan determinadas circunstancias. La duradera consiste en desarrollar el conocimiento para afrontar cualquier situación. Me gusta hablar de 'Belt' como nivel de éxito interior. Siempre que la vida te plantee un reto de Belt 8 solo lo puedes afrontar con un Belt 8 de desarrollo interior.

-¿Por qué cree que se fracasa?

-Básicamente por ignorancia y en segundo lugar porque aún conociendo las claves, éstas serían el barro al que hace falta dar forma con un compromiso de crecimiento. Se necesita soltar los tentáculos del ego que a corto plazo producen placer y a lo largo sufrimiento. Para superarlo hay que estar dispuesto a soltar ese placer del ego.

-¿Qué nos enseña la vida?

-Algo que me golpeó como un ladrillazo fue descubrir que todo dolor llega para causar un crecimiento. La vida está dándonos continuamente esas oportunidades de crecer y cada revés sería un nuevo entrenamiento para ello. Cuando lo ves así todo duele mucho menos.

-¿Funciona lo mismo en la vida personal que en una estructura compleja como una empresa?

-Mis anteriores libros iban dirigidos a la empresa y éste más a la felicidad interior de las personas. Las claves en todo caso servirían para ambos ámbitos. A mí mismo el contenido de esta obra, lo que he descubierto, me ha cambiado la vida: yo era otra persona antes de escribirla.

-Con 15 años se fue a Estados Unidos ¿Qué le queda de ese joven al hombre de éxito de hoy?

-La curiosidad, aprender todo lo posible por dentro y compartir todo lo posible por fuera. Esa es mi ilusión.

-«Nacer es un regalo y vivir abrirlo», dice uno de sus aforismos.

-Es una frase de mi primer libro. La idea que intento transmitir en mis publicaciones y conferencias es que no se trata de conseguir ganar la carrera, sino de que todos lleguemos a la meta.