La Laboral levanta pasiones

Miguel Á. Álvarez Areces, Lucía Vallina-Victorero y José Ramón Puerto, en la presentación del libro. /  AURELIO FLÓREZ
Miguel Á. Álvarez Areces, Lucía Vallina-Victorero y José Ramón Puerto, en la presentación del libro. / AURELIO FLÓREZ

La presentación del libro de Lucía Vallina-Victorero deriva en un animado debate sobre la idoneidad de la actuación realizada en el edificio

E. C.GIJÓN.

El Colegio de Arquitectos de Gijón acogió ayer la presentación del libro de Lucía Vallina-Victorero sobre la rehabilitación de la Universidad Laboral, con presencia de algunos de los responsables de los proyectos y del equipo que llevó a cabo la dirección de obra -con Antonio Cuartas a la cabeza-, además de la que fuera consejera de Cultura, Mercedes Álvarez, y Jorge Fernández León, que junto con el presidente Vicente Álvarez Areces -que dejó escrito el prólogo de este libro antes de fallecer- capitanearon la reforma del complejo de Cabueñes, rescatándolo del deterioro y destinándolo a nuevos usos. Una reforma no exenta de polémica, puesto que algunas de las soluciones adoptadas, como suele suceder en estos casos, no son del agrado de todos.

Así, salió a relucir el tema de la caja escénica del teatro, realizada tras un concurso internacional, que para la autora del libro está «fuera de escala». Hubo quien estuvo de acuerdo en que quizás no estaba bien integrada en el conjunto, pero también se recordó que era necesario transformar un salón de actos en un teatro moderno, y la actuación era necesaria. También que, desde su construcción, no ha sido necesario ningún tipo de mantenimiento ni limpieza por la calidad de los materiales utilizados. Otro de los elementos «fuera de escala» de los que se habló fue de la fuente realizada junto a los jardines, defendida a su vez desde otras posiciones. Algunos de los responsables del proyecto lamentaron no haber podido estar a pie de obra, y se les contestó desde la dirección que, a pesar de ello, no se perdieron ni una foto en la correspondiente inauguración.

Al final, la presentación de 'Desde la Universidad Laboral de Gijón hacia la Ciudad de la Cultura', en la que Miguel Ángel Alvarez Areces realizó la introducción, sirvió, sobre todo, para demostrar que la Universidad Laboral y su rehabilitación, concluida hace más de una década, siguen levantando pasiones.