«La muerte es el motor de la poesía, por lo que escribimos»

Javier Almuzara. /  HUGO ÁLVAREZ
Javier Almuzara. / HUGO ÁLVAREZ

CARLA COALLA GIJÓN.

Los amantes de la poesía tuvieron ayer una cita en el Museo Nicanor Piñole con Javier Almuzara (Oviedo, 1969). Y es que el programa 'El arte entre líneas' ha enmarcado el ciclo 'Pompas Fúnebres. El arte de morir, ¿para siempre?', en el que el escritor y poeta ha puesto su granito de arena con una selección de textos que desgranó y en los que el tema de la muerte se pone de manifiesto.

«El arte de decir adiós es el arte con el que la poesía se venga de nuestro enemigo íntimo. La poesía es el arte de las verdaderas definitivas y, una de ellas, la más apremiante, es la de nuestro final. Por lo tanto, es el tema o el motor de la poesía, es la razón por la que escribimos», explicó Javier Almuzara, consciente de que «es un tema delicado, a pesar de que normalmente la poesía concuerda con todas las emociones humanas, pues a la muerte nos podemos acercar con sentido del humor, con delicadeza... es decir, hay muchos tonos», detalló.

El escritor y poeta cree que «a la poesía sí se la valora», a pesar de que parece que no hay hueco para ella, «lo que pasa es que se la valora disfrazada», matiza. «La poesía se encuentra en la música, en el teatro, en la mejor prosa. La poesía ilumina todo lo que toca».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos