Dos sueños para los premios Jovellanos

Dos sueños para los premios Jovellanos
Xuan Bello, Manuel Montero, Alejandro Garmón, Montserrat López, José Luis García Delgado y Pelayo García. / JORGE PETEIRO

Manuel Montero y Alejandro Garmón reciben los galardones que convoca Ediciones Nóbel

PABLO ANTÓN MARÍN ESTRADA GIJÓN.

Dos sueños, el de la libertad en la sociedad vasca convulsionada por el terrorismo y el de la Alejandría fundada por el emperador Magno, protagonizan las obras galardonadas con los premios internacionales de Ensayo y Poesía Jovellanos que concede Ediciones Nóbel, y que ayer fueron entregados en un acto celebrado en el Museo Casa Natal del ilustrado gijonés. La concejala de Cultura de Gijón, Montserrat López, presidió la ceremonia que contó con la presencia de la directora general de Universidades del Principado, Cristina Valdés, así como con la de Xuan Bello y José Luis García Delgado en representación de ambos jurados.

'El sueño de la libertad', es el título de la obra con la que el historiador Manuel Montero (Bilbao, 1955) obtuvo el XXIV Premio Internacional de Ensayo Jovellanos y que el jurado presidido por José Luis García Delgado y formado por Pedro de Silva, Juan Antonio Vázquez, Rodrigo Cepeda, Teresa Caso, Marisa Morán, Ignacio García-Arango, Amador Menéndez y Lluis Xabel Álvares define como «la historia del impacto del terrorismo en la sociedad vasca desde sus orígenes a la actualidad». En opinión de los especialistas reunidos se trata de «una reivindicación clara y valiente del triunfo de la democracia y de la libertad» en la que se combina «el testimonio personal con el análisis del marco político y social y de las consecuencias perversas del fanatismo ideológico».

Su autor, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad del País Vasco -de la que fue también rector-, ha vivido en carne propia las consecuencias del terrorismo y la experiencia de llevar escolta o de irse al exilio por las amenazas de los violentos. A pesar de ello afirmó que en su obra no quiso «hacer un memorial de agravios sino un intento de reflexión sobre qué sucedió y aún sucede» en su tierra natal analizando «qué mecanismos sirvieron para la extensión del terror y su impacto social, cómo existe el odio y su capacidad para coaccionar a una sociedad durante medio siglo...». Su reflexión se sitúa desde el presente, un momento en el que «damos por supuesta la victoria sobre el terrorismo y mi libro no relata victorias, sino las sucesivas derrotas sociales y políticas que intento explicar porqué la historia de ETA no está acabada», apuntó. El propósito de su ensayo es el de plantear frente a quienes hoy «pretenden meter en el mismo saco a víctimas y verdugos» que la única manera de «no dejar secuelas y poner punto final es mediante un relato democrático de lo sucedido», para lo que es necesario discernir «qué significa el sueño de la libertad como concepto fundamental», sobre el que se inspiró para dar título a su obra.

De otros sueños habló el escritor Alejandro Garmón (Bilbao, 1981) al referirse a 'Alejandría', el texto con el que logró alzarse con el V Premio Internacional de Poesía Jovellanos. «En él, a través de la figura de un guerrero como Alejandro Magno, yo que soy hombre de paz, intento explicar que cuando tienes un sueño si no lo alcanzas debes seguir intentándolo aunque solo consigas quedarte en las afueras, no perder nunca la esperanza», manifestó. El jurado, presidido por Antonio Garrigues Walker e integrado por José Luis García Martín, Xuan Bello, Javier Almuzara, Ignacio Martínez, Cristian David López y Ana de la Calle se expresó con palabras similares al decir que el poema «recuerda que toda tradición es una fuga hacia la armonía nunca alcanzada del todo aunque sí soñada» y que sus versos buscan «abrirnos las puertas hacia otro sueño para despertar en él más lúcidos e intensos».