«Cuando termino un libro siento alivio»

Blue Jeans, rodeado de Rufos semaneros. :: DANIEL MORA/
Blue Jeans, rodeado de Rufos semaneros. :: DANIEL MORA

Francisco de Paula, más conocido como Blue Jeans, firma su última novela durante la Semana Negra

GLORIA MARTÍNEZ

Trescientas noventa y ocho firmas de libros durante nueve años de carrera profesional. El sevillano Francisco de Paula, más conocido por su pseudónimo Blue Jeans, que surgió de una canción del grupo británico Sqeezer, es el vivo ejemplo de que con perseverancia y esfuerzo los sueños se cumplen. Empezó a estudiar Derecho, pero lo dejó por su vocación, que era el periodismo deportivo, aunque no obtuvo demasiado éxito. Su verdadera pasión era escribir y comenzó a publicar contenido en el blog Fotolog. Sus textos se hicieron virales, y la editorial Everest contactó con él para publicar su historia en formato libro. De ahí nació su primera novela en 2009, 'Canciones para Paula'. Nueve años después, en abril de este mismo año, publicó su decimo primera y última novela hasta el momento, 'La chica invisible'.

- En las obras trata temas delicados como la bulimia, el sida, el racismo, el bullying...

-Sí, tengo mucho respeto e intento tratar estos temas con el máximo rigor posible. Leo mucho y mi hermana María, que es psicóloga, también me ayuda, porque una de las cosas que buscan mis libros es huir del morbo. Sin embargo, son temas de los que hay que hablar porque están ahí y los sufren muchos jóvenes.

«No creo en la inspiración. Para mí es trabajo y constancia»

- En sus once novelas se pueden encontrar decenas de personajes, ¿podría decantarse por uno?

- Imposible. Para mí todos tienen una función en la historia y sin ese personaje la obra sería totalmente diferente. Yo no le cojo cariño a los personajes como los lectores, para mí son todos igual de importantes.

-La tetralogía 'El club de los incomprendidos' saltó a la pantalla en 2014 con una película. ¿Cómo ha surgido esa oportunidad?

- Me llamaron desde Planeta para decirme: 'oye Paco, que nos vamos a firmar un contrato para una película'. Me quedé loco, pero fue una experiencia genial. Un gran trabajo en equipo de guionistas, directores y actores. ¿Que hubiera hecho cambios? Pues sí, pero cada cosa tiene su por qué y a mí me lo explicaron.

-'La chica invisible' está arrasando en las librerías. ¿Puede hablarnos de Aurora, su protagonista?

-Es la incomprendida de este libro. No se relaciona con los demás porque la gente ha empezado a decir mentiras sobre ella y su familia. Por eso decide hacerse invisible y aparece muerta en el instituto. Ahí comienza la verdadera historia.

-¿Puede haber cierta similitud con la serie de Netflix 'Por 13 razones', que también trata el tema del suicidio?

-Me lo han dicho más veces y en absoluto. Los argumentos son distintos y este libro está documentado en profundidad sobre temas forenses, judiciales y policiales. Quizás la chica de la portada recuerda a la prota de la serie de Netflix.

-¿Quién es su mayor inspitación?

- No creo en la inspiración. Para mí la inspiración es estar ocho horas diarias escribiendo. Son meses de mucho trabajo, mucha presión, a veces no sé cómo voy a llegar al final. Por eso, cuando termino de escribir una novela, siento alivio y a la vez me siento orgulloso de las dificultades que he superado.

-¿Qué proyectos futuros tiene?

-En agosto, de vacaciones. ¡Tenemos derecho! (risas), aunque ya estoy escribiendo... tengo fechas de entrega, pero no puedo decir nada. Voy adelantando trabajo para cuando me lo pidan.

-¿Qué consejo le daría a alguien que comienza a escribir?

-Que no se obsesione con publicar. Todo tiene su momento. Hay que escribir por diversión o por necesidad de escribir. A mí me cerraron la puerta ocho veces. Es importante ser paciente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos