El mosaico romano de Las Regueras se volverá a excavar en noviembre sin financiación pública

Toby Child, de la empresa británica Terra Dat, con sede en Oviedo, pasa el gradiometro magnético por el área arqueológica para medir la variación del magnetismo y detectar alteraciones en el subsuelo. / E. C.
Toby Child, de la empresa británica Terra Dat, con sede en Oviedo, pasa el gradiometro magnético por el área arqueológica para medir la variación del magnetismo y detectar alteraciones en el subsuelo. / E. C.

Vecinos y arqueólogos han abierto una campaña de micromecenazgo que en cuatro días ha superado los siete mil euros recaudados

M. F. ANTUÑAGIJÓN.

Se buscan micromecenas: personas, empresas, negocios que estén dispuestos a contribuir para volver a excavar dentro de tres meses el segundo mosaico hallado en la villa romana de San Martín de La Estaca, en Las Regueras. Como no hay manera de conseguir financiación pública, después de rifas y mil fórmulas, se ha optado por una campaña de crowdfunding que, por el momento, va viento en popa. En solo cuatro días se han superado ya los siete mil euros recaudados. Los impulsores, los directores de las excavaciones, Juan Muñiz y Elías Carrocera, junto a la Asociación de Amigos de la Villa Romana de San Martín, han optado por esta vía para durante dos meses -noviembre y diciembre- proceder a destapar de nuevo el magnífico mosaico hallado en 2018.

«Queremos excavar y la idea es volver a taparlo, la opción de sacarlo no se plantea porque lo óptimo sería en el futuro su musealización», anota Juan Muñiz, quien mira ya muy a largo plazo y ve factible que se pueda mostrar en ese lugar. Pero, antes, hay que documentar, consolidar, restaurar y hacer registros milimétricos no solo del mosaico romano, sino también de las pinturas que han aparecido pegadas a las paredes. Luego, con materiales que soporten el peso y mantengan la humedad, se procederá a taparlo de nuevo a la espera de que lleguen tiempos mejores para la arqueología.

Quienes deseen poner su granito de arena pueden hacerlo en goteo.org, buscando 'Excavación del mosaico de La Estaca'. Esta plataforma tiene una ventaja respecto a otras webs de crowdfunding, y es que al tratarse de una fundación todo lo que se aporte desgravará y se podrá recuperar una parte a través de la declaración de la renta. La campaña será presentada mañana (19 horas) en el Museo Arqueológico.

La excavación llegará después de que concluyan las tareas de georradar sobre 5.500 metros para ver la dimensión real de esa villa romana, que todo apunta a que podría más notable aún que la de Veranes, que se encuentra en Gijón. Se hacen tres tipos de pruebas que luego se sobreponen para dibujar, en planta, la villa. Falta aún la última parte, con lo que los resultados no están disponibles. Esas tareas, encargadas a una empresa británica, han supuesto un desembolso de unos 6.000 euros que ha sufragado el propio Juan Muñiz, ya que tampoco, por el momento, hay dinero público.

Ya en los años 1958, 1961 y 2013 se excavó en este enclave con importantes hallazgos y en 2018 fue cuando se destapó, al menos, una cuarta parte de la superficie del mosaico, que se estima puede rondar los cinco metros de lado. En un estado de conservación excelente, cuenta con ornamentación compuesta por elementos geométricos: flores hexapétalas, cuadrados, losanges, círculos, sogueados y cruces gamadas, elaboradas mediante la combinación de teselas de varios colores y de un tamaño medio de un centímetro.

Ya en los años sesenta se halló en este mismo lugar un mosaico que se encuentra en el Museo Arqueológico de Oviedo, lo que da pistas sobre la importancia que pudo tener esta villa. El inmueble contaba con, al menos, dos habitaciones con mosaico. Además, las paredes de la casa estaban pintadas, lo que conduce de nuevo a la grandeza de la villa por el rico repertorio decorativo.