Fallece el escultor José Luis Sánchez, precursor de la abstracción

El escultor José Luis Sánchez en su exposición en la galería Van Dycke xposición. /Joaquín Pañeda (El Comercio)
El escultor José Luis Sánchez en su exposición en la galería Van Dycke xposición. / Joaquín Pañeda (El Comercio)

El artista, de 91 años, fue uno de los fundadores del Grupo El Paso e introdujo el uso de nuevos materiales

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

El cambio se produjo en 1959. El lugar de trabajo fue la parroquia de la Paz en Madrid, una iglesia construida por Rodolfo García-Pablos. José Luis Sánchez fue el encargado de realizar un grupo escultórico en el baptisterio. El 'Bautismo de Cristo', construida en hierro, cemento y chapa de cobre, significó el inicio de la renovación en el uso de los materiales en la escultura española del siglo XX. El arte de las vanguardias entraba en las iglesias gracias a precursores como Sánchez, que falleció el pasado miércoles a los 91 años en Madrid.

«La obra de este escultor ha estado siempre unida a la de los arquitectos. La abstracción y la idea arquitectónica han marcado su inmensa obra. Junto a otros artistas como Chillida, Pablo Serrano y el Grupo El Paso consiguió consolidar la renovada escultura española en la escena artística internacional», apuntó el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao. «Desaparece una de las figuras más significativas del arte español del siglo XX», añadió el ministro sobre este albaceteño (Almansa, 1926) pionero de la abstracción junto a Rafael Canogar, Antonio Saura, Manolo Millares o Luis Feito.

Nacido en La Mancha, siendo un crío se mudó con sus padres a la capital en busca de un futuro mejor. El inicio de la Guerra Civil le pilló en Madrid, donde su padre trabajaba en el ayuntamiento. La familia regresó al pueblo, donde el niño conoció a las Brigadas Internacionales. Al término del conflicto, regresa a Madrid con sus padres y termina sus estudios en el instituto Cervantes bajo «consignas que amargaron» su pubertad. Para echar una mano en casa, comienza a trabajar en un banco, lo que compatibiliza con los estudios de Derecho en la Universidad Central –actual Universidad Complutense– y con las clases nocturnas de la Escuela de Artes y Oficios –entra en 1950– donde conoce a Ángel Fenant. De esta época de estudiante nacieron sus series 'Cabezas' –realizada en yeso–, 'Maternidades' y 'Torsos'. Se licencia en Derecho en 1953.

Sánchez completó sus estudios en Francia e Italia. Viajó a Milán en 1954 donde se empapó de las enseñanzas del escultor Romano Rui y de Gio Ponti, arquitecto, publicista y diseñador industrial, creador de la famosa Torre Pirelli en la ciudad lombarda. El escultor albaceteño empezó a mostrar más interés por la arquitectura, mundo al que acudió con gran frecuencia gracias a sus colaboraciones con Miguel Fisac, Javier Carvajal o José Luis Fernández del Amo. Después, perfeccionó sus conocimientos de cerámica en el estudio romano Cascella y los amplió en París, en el taller de cerámica de Pierre Canivet.

Con más de 60 exposiciones individuales y 180 exposiciones colectivas, entre su producción artística destacan los relieves en aluminio para el complejo Ensidesa, en Avilés; los relieves de piedra para el Mercado Nuevo de Segovia; los grupos escultóricos y figuras para el Sanatorio La Rosa y la Residencia Laboral de Madrid; las decoraciones en cerámica o hierro para la Feria del Campo de Madrid; o la catedral de Tánger. Fue miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde 1987.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos