La música barroca reina en el verano gijonés

El concierto inaugural en el Antiguo Instituto del Festival de Música Antigua, con Musica Alchemica sobre el escenario. / FOTOS: PALOMA UCHA
El concierto inaugural en el Antiguo Instituto del Festival de Música Antigua, con Musica Alchemica sobre el escenario. / FOTOS: PALOMA UCHA

Musica Alchemica, con la violinista Lina Tur Bonet al frente, abre con éxito el ciclo de conciertos en el patio del Antiguo Instituo

LAURA ARAUJO GIJÓN.

Son ya veintiún años los que viene celebrándose el Festival de Música Antigua de Gijón. Una cita que se ha convertido en un clásico para muchos aficionados a la música clásica, y más a esta corriente que busca reproducir fidedignamente los sonidos del barroco, utilizando instrumentos que son reproducción de los de aquellos días y rescatando del olvido antiguas partituras. Tras el concierto del mediodía en la iglesia de Caldones, centro del ciclo que llaman Antiqvo rural y que el próximo sábado tendrá parada en el prau de La Rebollada de esta misma localidad, tuvo lugar el concierto inaugural, ya en sus sede del antiguo instituto, en un patio lleno, a cargo de Musica Alchemica, una formación liderada por Lina Tur Bonet, que también se ocupa del violín barroco, y que vino acompañada por Dani Espasa al clave, Guillermo Turina al violonchelo, Jadran Duncumb a la tiorba, Sara Águeda al arpa y Andy Ackerman al contrabajo. «Este concierto está dedicado a Corelli», explicó la directora a los presentes.

Y no es de extrañar, porque cinco sonatas de Corelli sonaron ayer en la apertura del festival, un autor que cambió el rumbo de la creación sonora, influyendo en todo la música que vino después. Des de las primeras tres interpretaciones, de mayor equilibrio formal y escritura contrapuntística que aprendió en Roma, llamadas 'da Chiesa', a las dos últimas, la número 7 y la 'Follia', llamadas 'da Camera', todas bajo la versión de Tur Bonet, se ofreció un viaje al pasado que fue recibido con aplausos por los asistentes, que a quince minutos del inicio del recital ya llenaban prácticamente el aforo. Y acabaron por completarlo y aplaudir sin descanso detrás de cada una de las intepretaciones de los músicos.

Eduardo García Salueña fue el encargado de darles la bienvenida y presentar el concierto en nombre del Ayuntamiento de Gijón, invitando a los presentes a disfrutar del resto de actividades, que se desarrollarán hasta el próximo domingo. Además de conciertos, habrá talleres, conferencias. La música antigua reina este verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos