El mono se pone a sonar

El Monkey Days alza el telón con Xelar, La Villana y The Saurs a dos jornadas de indie en la Laboral

The Saurs, durante su actuación en el Monkey Days Festival de Gijón. /
The Saurs, durante su actuación en el Monkey Days Festival de Gijón.
JORGE ALONSO

Arrancó la primera jornada del Monkey Days Festival de Gijón, en la Laboral, con las texturas, los ambientes y las melodías de ida y vuelta que fueron deslizando en el patio Xelar, como si de una banda sonora introductoria se tratara. Música que sirve para llenar, para adaptarte poco a poco al medio e ir entrando de a poquito en el modo festival. Puntuales a la cita acudieron los villanos y La Villana, el proyecto que va más allá, mucho más allá de ser simplemente el proyecto de la vocalista de Nosoträsh, cuando se presentan con la banda al completo, muestran y demuestran que este es un colectivo engrasado que se mueve al unísono, aunque no en el escenario. La banda, en el mencionado formato amplio, llena sin estorbar la esencia de las canciones, la quintaesencia del buen gusto que destila esta villanía, todo un manual de lo intenso que puede ser el pop cuando está bien hecho.

The Saurs, desde Barcelona, llegaron para apretar el acelerador, pero mucho más allá del simple 1-2-3-4 y tira millas, con un arranque de cierto aire sicodélico, ganaron en contundencia según pasaban las canciones, pero en contundencia ligera y arreglada, trabajada, enérgica pero no vociferante, entusiasmo y trabajo a partes iguales en un directo que puso la pista de despegue en condiciones para la descarga de Pablo Un Destruktion, en formato orquesta, o casi, los deliciosos Is Tropical y los pildorazos bailables de Maribel & Sebastian DjS. Cómodos y en aceleración continua, no es poco, no.

 

Fotos

Vídeos