Ainhoa Arteta no cantará 'Las bodas de Fígaro' en Oviedo

Ainhoa Arteta, en una de sus últimas visitas a Asturias. /
Ainhoa Arteta, en una de sus últimas visitas a Asturias.

La soprano suspende varias de sus fechas de los próximos meses al recomendarle el médico descanso ante una «intensa carga de trabajo»

MIGUEL ROJO GIJÓN.

No podrá ser. Ainhoa Arteta no podrá interpretar su papel de la condesa de Almaviva en 'Las bodas de Fígaro' el próximo 15 de noviembre en Oviedo. La soprano vasca confirmó ayer a la Ópera de Oviedo que suspendía su presencia en el Campoamor por problemas de salud. Aunque la cantante no suspende totalmente su agenda, sí elimina buena parte de los papeles que le suponen un esfuerzo extra, como las cuatro representaciones en siete días que supondría su presencia en la LXVIII Temporada de Ópera de la capital asturiana. La razón, «una intensa carga de trabajo que le exige descanso». La Ópera de Oviedo trabaja en estos momentos para encontrarle sustituta, a la vez que confirma el resto del reparto, con David Menéndez como el conde de Almaviva, Ainhoa Garmendia como Susanna y Joan Martín -Royo como Fígaro, todos bajo dirección musical de Benjamin Bayl al frente de la OSPA.

Por otra parte, hoy a las 19.30 horas, en el hotel Barceló Oviedo Cervantes, se celebrará el cóctel de inauguración de la 68 Temporada de la Ópera de Oviedo. A la reunión se prevé la asistencia del alcalde de Oviedo, Wenceslao López, que muestra así una vez más su apoyo al proyecto de la Ópera de Oviedo, tras asistir al estreno de 'La Valkiria' la semana psada.Estarán presentes además los principales patrocinadores y mecenas de la Ópera de Oviedo y la Junta Directiva de la Institución, encabezada por su presidente Jaime Martínez, así como los elencos de la ópera 'La Valkiria' (Wagner), en programa actualmente en el Teatro Campoamor, así como el que representará la ópera 'Nabucco' de Verdi -la previa a 'Las Bodas de Fígaro'-, que desde ayer se encuentra en pleno proceso de ensayos.