El Sporting de Abelardo coge la batuta

Los compositores Juan Carlos Casimiro y Miguel Nistal, en la Laboral./
Los compositores Juan Carlos Casimiro y Miguel Nistal, en la Laboral.

Juan Carlos Casimiro y Miguel Nistal componen dos obras de homenaje al equipo, que estrenará la versión sinfónica del himno de Falo Moro

AZAHARA VILLACORTAGIJÓN.

A Juan Carlos Casimiro y Miguel Nistal los separan 30 años y los unen dos pasiones: la música y Asturias. Y eso, a pesar de que el primero es madrileño de nacimiento y el segundo, leonés de Villamañán. Pero comparten también otra responsabilidad que les ha robado «muchas horas de sueño» durante el último mes tras recibir un encargo «muy especial» y «casi a contrarreloj» al que se lanzaron «de cabeza»: los dos estrenarán sendas obras que servirán para rendir homenaje al Sporting durante el concierto que la Orquesta Filarmónica de Asturias (OFA) ofrecerá el próximo viernes, 13 de noviembre, a partir de las ocho de la tarde en el Teatro de la Laboral con motivo de los actos conmemorativos del 110 aniversario del club rojiblanco.

Pero es que, además, Miguel Nistal (apenas 24 años y estudiante de 3º Composición en el Conservatorio de Oviedo) ha sido el encargado de realizar la adaptación sinfónica que hará posible que el himno oficial del Sporting compuesto en 1974 por Rafael Moro sea interpretado por los 70 músicos de la OFA bajo la batuta de Mariano Rivas, director invitado para la ocasión. Porque ya cuenta con versiones dance, salsa y rock, pero le faltaba la versión más clásica.

Ese será el broche de oro de un espectáculo que será presentado por Pachi Poncela y Manfredo Álvarez, que promete ser «muy emocionante» y cuyo programa constará de dos partes. La primera, una selección de bandas sonoras de películas elegidas por la plantilla rojiblanca: 'Ben-Hur', 'Lawrence de Arabia', 'Los siete magníficos', 'Stars Wars (La amenaza fantasma)', 'Piratas del Caribe' y 'El señor de los anillos'. Y la segunda, cinco composiciones tan referenciales como asequibles (de la 'Carmen' de Bizet al 'Guillermo Tell' de Rossini), a las que seguirán los tres «estrenos mundiales»: 'Coraje y Pasión' de Juan Carlos Casimiro, 'Ciento Diez Años' de Miguel Nistal y, finalmente, la adaptación sinfónica del himno.

«Queríamos contar con un compositor veterano y con otro más joven para este proyecto que une música y deporte a través de los sentimientos», explica Ángeles Miranda, gerente de la OFA, que apunta que «el Sporting encargó una obra potente y cañera, con potencia y mucha fuerza, quizá para que suene antes de los partidos, y motivar con ella al equipo y la afición». Y que la Orquesta Filarmónica de Asturias, en lugar de una, ha querido ofrecerle dos.

Así, en 'Coraje y Pasión', Juan Carlos Casimiro -que iba para futbolista y terminó de jefe del Departamento de Composición del Conservatorio de Gijón- ha intentado plasmar en una obra de cuatro minutos de duración «el esfuerzo que hicieron Abelardo y sus jugadores hasta llegar a Primera y representar toda esa energía, la labor de conjunto, la entrega y ese no rendirse nunca» que definen a los rojiblancos.

«Como el vestido de la novia»

«Hemos puesto toda la pasión y todo el coraje orquestal en esta obra para que quien la escuche se deje llevar por toda la emoción que somos capaces de producir. Porque este homenaje no es solo a los jugadores, sino también a la comunión entre un equipo que sale a darlo todo con ilusión y su afición, a aquellos que están en las gradas y que comparten con ellos, partido tras partido, sentimientos que van de la euforia al sufrimiento», confirma Casimiro, autor de obras tan célebres como la sintonía que creó para Sidra El Gaitero con motivo de su centenario, basada en el Xiringüelu y fácilmente reconocibles por cualquier asturiano de pro cuando llega Navidad.

Así que, «aunque lógicamente la versión sinfónica del himno no tiene letra, cualquiera que se anime podrá arrancarse a cantar» aquello de 'Real Sporting, equipo famoso, de rancia solera, brillante historial, que a Gijón tú le diste gran fama y en El Molinón no tienes rival».

Pero, por el momento, Miguel Nistal tiene la nueva versión guardada bajo siete llaves porque «esto es como el vestido de la novia», subraya el jovencísimo compositor que también ha condensado más de un siglo de historia en 'Ciento Diez Años', una obra de tres minutos en los que «se refleja la tensión de la crisis económica y futbolística de épocas pasadas y la victoria final con el ascenso a Primera». Ahí es nada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos