La vuelta del inagotable Tino Casal

La vuelta del inagotable Tino Casal

Más de setenta ilustradores y una treintena de escritores le rinden homenaje con una cuidada publicación

IDOYA REY

El tiempo no parece haber pasado por las canciones de Tino Casal. Sus letras cargadas de descaro, surrealismo y sentido del humor, unidas a todo lo que era Tino, un artista influyente mucho más allá de lo musical, son una fuente inagotable de inspiración para esos herederos culturales que ahora, en el 25 aniversario de su fallecimiento, han querido rendirle homenaje. Un grupo de ilustradores lidera el proyecto Oro Negro: 25 años sin Tino Casal, una publicación que verá la luz en septiembre. Un lugar donde ilustradores y escritores revisan la figura del inimitable artista.

La idea de homenajear y ponderar a Tino Casal comenzó a fraguarse las pasadas navidades. «Estábamos un grupo de ilustradores tomando algo en Oviedo y ya se sabe lo que ocurre cuando nos juntamos», comenta Juan Díaz-Faes, uno de los impulsores del proyecto.

Uno de esos ilustradores fantaseó con la idea de editar alguna publicación homenaje a Tino Casal y los demás le jalearon y se sumaron a la idea. Llamaron a amigos ilustradores y les propusieron el plan: realizar ilustraciones inspiradas en las letras del artista. Setenta y siete ilustradores aceptaron el reto, tantos como canciones escribió el artista nacido en Tudela Veguín.

El material pronto comenzó a fluir y los impulsores de la idea no dejaron de maquinar. Pensaron que solo ilustraciones podía resultar un poco monótono. «Pensamos que algunos escritores y periodistas podían incluir textos que colocaríamos entre las ilustraciones», relata Díaz-Faes.

Lara González fue la primera a la que se lo encargaron. Ella pronto se puso a conseguir muchos más colaboradores que relatan ese día en que conocieron a Tino Casal o esa huella que les dejó en sus trabajos.

Ya estaba todo lo artístico, pero faltaba financiarlo. «Es un homenaje y no es para ganar dinero. Todo el dinero que consigamos irá dedicado a la edición de libro con el que queremos revisar, actualizar y dar el valor que tiene Tino y que no ha sido reconocido», explican los impulsores.

Para costear el proyecto han optado por un proyecto de micromecenazgo en la plataforma Verkami al que le quedan horas, aunque ya ha superado con creces el objetivo.

El libro, con tintas negra y un rosa flúor que representa la estética más glam y que es también una suerte de catálogo del panorama nacional de ilustración, verá la luz con toda seguridad el próximo mes.

Será entonces cuando el tributo a ese artista polifacético, que ha dejado un legado olvidado, se difundirá en forma de 750 ejemplares. Los ilustradores ya anuncian fiesta para ese momento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos