El alma de los Blues Brothers

Foto: A. Ferreras | Vídeo: A. Ferreras y V. Carrasco

«Mi asignatura pendiente ha sido tocar con Frank Sinatra», dice Lou Marini, el último superviviente en activo de la legendaria banda original

ALBERTO FERRERAS MadridTEXTOALBERTO FERRERAS / VIRGINIA CARRASCO MadridVÍDEO

Si se hiciera una lista de artistas con los que haya colaborado, Lou 'Blue' Marini (Charleston, Carolina del Sur, 1945) necesitaría de varias páginas para que todos vieran su nombre reflejado en ellas: Eric Clapton, Tony Bennett, Stevie Wonder, Diana Ross, Lou Reed y Frank Zappa, Aerosmith, The Rolling Stones, Ray Charles, James Brown, Cab Calloway, John Lee Hooker, y la recientemente fallecida reina del Soul, Aretha Franklin. «Los momentos más significativos con Aretha fueron dos películas, pero luego tuve una relación con ella en conciertos, homenajes», comenta Lou Marini con nostalgia. «Estuve en su banda. Y cuando Aretha cantó para Obama también estaba en su orquesta. Fueron momentos muy profundos. Para mi ella era una fuerza de la naturaleza.. En la primera película sobre los Blues Brothers, durante el tema 'Think' todo el mundo acabó bailando. Tenía un talento inmenso».

Sin embargo, a Lou Marini su fama inicial le viene dada a través de un mítico programa de la televisión norteamericana que, desde hace 43 años, se emite en la NBC: el Saturday Night Live. «La popularidad del SNL era enorme en Estados Unidos. Además, era el lugar más cool del mundo. Nuestra banda fue la más loca de la historia de la televisión», afirma Marini entre risas.

En el show participó desde su comienzo, allá por 1975, en los sketchs con los que los actores John Belushi y Dan Aykroyd daban vida a Jake y Elwood Blues, los míticos Blues Brothers. «John era supercarismático, con un corazón muy cariñoso, inteligente, perceptivo. Era un ejemplo de profesionalidad. Con Dan Aykroyd tengo una relación más distante, pero siempre ha sido simpático conmigo».

De eterno bigote y melena, ahora cana, habla con una voz profunda y en un castellano imperfecto que le da a la conversación una cadencia lenta pero reflexiva. «Prometo estudiar más el idioma», afirma Marini, mientras aclara que lo que chapurrea es gracias a su mujer, nacida en Madrid, ciudad en la que ambos pasan largas temporadas.

En 1980, el director de cine John Landis lanzaba al estrellato a todos los componentes de la peculiar banda de rhythm and blues y soul del SNL, con una película que tomaba el mismo nombre del sketch, aunque en España se pudo ver bajo el incalificable título de 'Granujas a todo ritmo'. Desde entonces, la vida de Lou Marini ha estado ligada a ese llamado sonido Chicago, propio de los clubes nocturnos de aquella ciudad del estado de Illinois. «Me identifico mucho con el jazz», afirma Lou. «Mi padre era saxofonista y gran profesor. En mi juventud siempre escuchaba jazz. Además, junto con el blues, es fundamental para la improvisación».

Lou Marini ha participado en los dos films realizados sobre los Blues Brothers, y en todas las grabaciones y tours que se han hecho en torno a ellos. Ahora, junto al guitarrista Steve Cropper, miembro también de la banda desde 1988, recorren el mundo haciendo un tributo a aquellos dos cómicos con los que se reconoce todo un estilo musical. «Tengo muchos caminos paralelo a los Blues Brothers, pero siempre he dicho que ellos son el mejor trabajo a tiempo parcial del mundo. Son un gran regalo».

Marini es uno de los más solicitados after session del universo musical. Además del saxofón, toca el clarinete, la flauta, es arreglista y compositor. Sin embargo, y pese a su amplísima experiencia, cuando se le pregunta sobre lo que todavía no ha hecho, o le hubiera gustado realizar, contesta sin dudarlo un segundo: «Me hubiera encantado tocar con Frank Sinatra. Tenía dos conciertos programados con él, pero se cancelaron. Todos mis amigos que tocaron con Frank dijeron que fue una experiencia extraordinaria. De todas formas, me fascina la magia de la música. Tengo 73 años y desde los 18 he estado rodeado de grandes músicos, de cualquier edad. Y sí, en efecto, tengo el alma de blues».

 

Fotos

Vídeos