El Arrebato: «Antes era más imaginativo, ahora soy más autobiográfico»

Francisco Javier Labandón, El Arrebato./Efe
Francisco Javier Labandón, El Arrebato. / Efe

Lanza su décimo disco, 'Abrazos', con el que celebra sus veinte años como artista en solitario

ALAIN MATEOSMateos

Francisco Javier Labandón (Sevilla, 1969), más conocido como El Arrebato, está de cumpleaños y celebra dos décadas en la música como artista en solitario con su nuevo y décimo disco, 'Abrazos'. Una veintena de años después, el artista hace un repaso de su carrera desde que abandonó Piel Morena -su primera babda- hasta la presentación de su último trabajo. Buenos y malos momentos en los que la figura de su «hermano» Dioni Martín, de 'Camela', fue clave. «Él fue el responsable de que Javier Labandón se convirtiera en El Arrebato». El sevillano tiene presentes a otros artistas que además forman parte de su nuevo álbum: «En el disco tengo once colaboraciones, once abrazos». También sus fans, que son «arrebateros hasta la muerte», y el Sevilla Fútbol Club. El autor del himno del centenario del club hispalense se siente «especial» cada vez que los 47.000 aficionados del estadio del Sevilla entonan a capela «su» himno.

La vida de El Arrebato tiene mucha historia y sus temas describen el periplo de un hombre que ya es abuelo a sus 50 años. 'En el número 14' el artista canta por primera vez con sus hijos, Labandón y su Bandón. Él se describe como un «padre blando pero profesionalmente exquisito» con sus hijos. Pero para Javier no todo ha sido un camino de rosas: «Lo peor sin duda es estar lejos de la familia porque te sientes fuera de lugar. Estás estresado y a veces necesitas parar». Pronto se dio cuenta de que debía aprender a «distribuir bien el tiempo» y desde entonces tiene una filosofía que caracteriza su día a día: «Siempre digo que si la vida da vueltas yo las doy con ella. En mi carrera antes era más imaginativo y ahora soy más autobiográfico».

La familia y su tierra son las fuentes de donde proviene su arte. «En Andalucía la gente enseguida se echa a la calle a cantar y a mí me gustaba hacerlo, pero nunca dije que quisiese ser artista. Todo comenzó con 14 o 15 años cuando empecé con la guitarra en el parque rodeado de niñas y descubrí que era el centro de atención. Ahí me sentí especial». Para Javier, «Andalucía no tiene nada y a la vez lo tiene todo» y recuerda que España tiene una cultura muy rica: «Es cierto que mi tierra es muy dada a las fiestas y celebraciones pero todas las regiones tienen su particularidad». El Sevilla Fútbol Club es su otro gran amor. Y tiene una premonición: «En el bicentenario del Sevilla sonará el himno y habrá un biznieto mío que dirá: 'Pues eso lo hizo mi bisabuelo'». ¿Y si le llama el Betis para componer su himno? «Ni el Betis, ni ninguno. No sería honesto», afirma el artista mostrando su lado más fútbolero.

El Arrebato inicia el 27 de septiembre en Bilbao su nueva gira de conciertos que se prolongará hasta el 13 de junio en Málaga. Javier sueña con que las colaboraciones del disco se repitan en los conciertos, aunque lo ve difícil por «la cantidad de trabajo que tienen» sus compañeros. Jerez, Badajoz, Logroño, Madrid o Valladolid, entre otras ciudades, podrán disfrutar de los nuevos temas del artista como 'En el último minuto' o 'Primaveras en el pelo'. Javier no se olvida de sus fans latinos y afirma que está trabajando para «perder» su «fobia a los aviones» y así dar el paso de cruzar el charco.