Los guajes vuelven a la carga

Pelayo Pastor, Pablo Rivero, el 'mánager' del grupo, Kike Suárez y Kiko Rimada, Los guajes, caracterizados para la ocasión. /  DAMIÁN ARIENZA
Pelayo Pastor, Pablo Rivero, el 'mánager' del grupo, Kike Suárez y Kiko Rimada, Los guajes, caracterizados para la ocasión. / DAMIÁN ARIENZA

Los autores de éxitos como 'Cazasuecas' y 'Estoy soltero', con cuatro discos en su haber, combinarán cachondeo y música en su espectáculo El grupo gijonés regresa este viernes al Albéniz tras cuatro años de silencio musical

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Los guajes, el grupo de beat y garage ibérico gijonés -así definen ellos su música- regresan este viernes al escenario del Albéniz (20 horas, 20 euros) tras cuatro años de «cese voluntario de la convivencia». Los autores de éxitos como 'Estoy Soltero', 'Cazasuecas' o 'A mí ya todo me da igual', «abanderados y defensores del landismo» musical en la ciudad, se vuelven a reunir «gracias a la intervención del empresario y promotor musical King, 'Mirlo Blanco', Rodríguez, oriundo de la parroquia de Cenero, pero afincado en Miami desde hace décadas y con fuertes vínculos económico-empresariales con toda Latinoamérica», explican agradecidos. El grupo y el supuesto promotor nos reciben en una de las oficinas de este último, en el centro de Gijón.

Lo cierto es que la banda dejó de actuar en directo y grabar discos tras llenar el Teatro de la Laboral, dos 'no hay entradas' en la sala Acapulco del Albéniz y varios videoclips de éxito. Pero.. ¿Por qué pararon? Según Pablo Rivero, uno de los integrantes, «es muy duro aguantar mucho tiempo con la misma gente, no hay más que ver el aluvión de divorcios que hay por ahí...». Acto seguido toma la palabra su mánager, un trasunto de Don King que prefiere guardar el anonimato y que confía en llevarles a lo más alto de las listas de éxitos. «Yo sé de primera mano lo que pasó. Perres, muyeres... La falta de todo ello, digo. Envidias también... Estos chavales, aunque tengan edad de tener casi nietos son unos infantiles, no supieron gestionar, no asumieron el pequeño brote de éxito que estaban teniendo y ¡venga!, la gallina al río. Lo he visto tantas veces en el mundo del espectáculo...». Ahora, explica el promotor, es él quien maneja el cotarro, así que confía en que es ahora cuando «se van a forrar».

La primera oportunidad para ir haciendo caja la tendrán este viernes en el Albéniz, donde el grupo ofrecerá a sus fans «esas tonadillas que les hicieron populares» en lo que su mánager viene a llamar «un remasterizado yeyé». Aún quedán entradas, «pero que no se duerma la gente», advierte King, quien asegura que había pedido El Molinón para este regreso estelar, pero que, como jugaba el Sporting, «no me lo dejaron». Y anuncian que el proyecto es a largo plazo, porque esperan tener retorno económico «dentro de veinte o treinta años». Todo dependerá de cómo vayan las cosas este fin de semana.

«Aunque casi tengan edad de tener nietos, son unos infantiles», lamenta su mánager

Los Guajes nació en 2003 en Gijón de la mano de Kike Suárez (voz), Kiko Rimada(guitarra y coros), Pablo Rivero (bajo, teclados y coros) y Pelayo Pastor (batería). Cuatro amantes de los sonidos sesenteros -aunque también fanáticos de los 70- con mucho cachondeo en las venas y unas cuidadas y efectistas puestas en escena. Cuentan en su haber con cuatro discos: 'Somos tremendos', 'Cazasuecas', 'La vida es como un carrusel' y 'Mujeres y centollos', todos ellos autoeditados a través del sello Fonográfica Peñarrubia.

Cuando parecía que habían dejado aparcado el grupo, dando prioridad a otros proyectos, anuncian su regreso por todo lo alto. Sus muchos fans lo estaban esperando, y aquellos que no los conozcan tienen este viernes una oportunidad para descubrir sus locos espectáculos y sus solventes canciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos