Judith Jáuregui y el Cuarteto Signum convencen en Oviedo

Judith Jáuregui y el Cuarteto Signum, en el Auditorio de Oviedo. /  ÁLEX PIÑA
Judith Jáuregui y el Cuarteto Signum, en el Auditorio de Oviedo. / ÁLEX PIÑA

E. C. GIJÓN.

La pianista vasca Judith Jáuregui y el Cuarteto Signum ofrecieron ayer un concierto en el Auditorio de Oviedo que formó parte de las Jornadas de Piano Luis G. Iberni. Los cinco músicos convencieron en una actuación a la que acudió numeroso público.

El concierto comenzó con el 'Quarteto para piano y cuerda número 2 en La Mayor, op 81' de A. Dvorak, una obra que aúna «el sentimiento nacional checho con un lirismo romántico heredero de Brahms», en palabras de Ramón Avello, colaborador de este periódico. La segunda parte del concierto fue para R. Schumann y su 'Quinteto para piano y cuerda en Mi Bemol, op 44', una obra de un compositor que escribió durante años casi en exclusiva para piano.

Judith Jáuregui demostró durante el recital las razones por las que está considerada como una de las principales exponentes del panorama musical español. Junto al Cuarteto Signum firmó un concierto en el que dio cuenta de su elegancia, de la que lleva haciendo gala desde que a los once años comenzó su carrera con su primer recital.

 

Fotos

Vídeos