Lleno musical en Cimavilla

Los asistentes completaron el aforo de la Colegiata de San Juan Bautista. /  FOTOS: CAROLINA SANTOS
Los asistentes completaron el aforo de la Colegiata de San Juan Bautista. / FOTOS: CAROLINA SANTOS

La Colegiata acogió el primero de los recitales de jóvenes intérpretes de piano del festival internacional de Gijón

LAURA ARAUJO GIJÓN.

La XIX edición del Festival Internacional de Piano de Gijón comenzó ayer sus jornadas de recitales congregando a numeroso público en la Colegiata de San Juan Bautista. Alumnos de todas partes del planeta acuden estos días a Gijón para enriquecer sus conocimientos y para que todo el público pueda disfrutar de las obras de los mejores compositores de música clásica.

El primero de los conciertos de este año -tras el maratón del día de Begoña- estuvo protagonizado por jóvenes artistas procedentes de Asia y de Estados Unidos. Se trata de Uyen Nguyen, procedente de Vietnam, Xiting Yang y Aria Zhou, de China y Benjamin Hopkins, de Estados Unidos. Uyen Nguyen fue la primera en ponerse al piano para interpretar una pieza de Françoise Morel. Fue Xiting Yang la encargada de homenajear a Claude Debussy con la interpretación de varias piezas de las 'Imágenes' del libro II del compositor francés, del que se cumplen 100 años de su muerte. Benjamin Hopkins siguió con obras de Beethoven y Körvits y Aria Zhou cerró con composiciones de Granados. El público disfrutó de la actuación de estos cuatro jóvenes intérpretes que llevaron su música a Cimavilla. El programa continúa hoy con un 'Homenaje a Debussy' en el Jardín Botánico de Gijón, a las 22.30 horas. Mañana, a las 20 horas, hay un nuevo concierto de jóvenes intérpretes en la Colegiata.