«La música y la risa son remedios para todo mal»

El grupo Dr. Maha's Miracle Tonic, durante un concierto. /  E. C.
El grupo Dr. Maha's Miracle Tonic, durante un concierto. / E. C.

David Sánchez es el cantante y guitarrista de Dr. Maha's Miracle Tonic, que actúa esta noche en Gijón

KAY LEVIN

La banda bilbaína Dr. Maha's Miracle Tonic tiene nuevo disco y lo presentará hoy, a medianoche, en el Savoy Club de Gijón, donde realizarán una doble función. La característica de la formación es que, más que conciertos, lo que ofrecen es un espectáculo que funciona como «remedio» para cualquier mal. Embarcados en su gira de presentación de 'Boogie Mama', un EP con cuatro nuevas canciones que lanzaron en enero, el grupo, con un estilo procedente de varios géneros musicales norteamericanos de la primera mitad del siglo XX, promete una actuación «bailonga a la par que elegante» y con «mucho cachondeo». El conjunto, que anteriormente lanzó 'Bank Robbers' (2016), lo componen el batería Patxi López, el banjo Sergio Llanos, la violinista Nerea Alberdi, el contrabajista Daniel González y el cantante y guitarrista David Sánchez, quien contesta estas preguntas.

-¿Cómo definiría el estilo del grupo? ¿Cuáles son sus principales influencias?

-Tocamos western, swing y rythm&blues. Nos fijamos mucho en la música del sur de Estados Unidos de la época previa a la era del rock'n'roll, entre los años 30 y 40. Aparte de eso, en nuestros conciertos incluimos un 'medicine show', ese espectáculo que daban los curanderos que iban de pueblo en pueblo con una carreta vendiendo de todo, desde crecepelo hasta 'curalotodos' que solucionaban la cojera. Por eso el nombre del grupo, porque llevamos un 'tónico milagroso' de música y risas que son remedio para cualquier mal. Entre los nombres propios de la música que tenemos como referencia destacaría a Los montañeros modernos, bastante desconocidos. De hecho, hacemos versión de algunas de sus canciones.

-¿Cómo se originó la banda?

-El grupo se formó en Bilbao, en el año 2011. Cada uno estaba en una banda distinta, tocando otros estilos musicales, pero también de ese ambiente, en realidad de los años 70 generalmente, pero siempre de décadas anteriores. Así nos encontramos, decidimos juntamos y empezamos a escarbar hacia atrás hasta encontrar la música que tocamos actualmente.

-¿Qué destacaría de este último disco?

-'Boogie Mama' es una compilación de varios temas que teníamos, que sacamos en EP porque es un formato muy común en la primera mitad del siglo XX, por lo que era perfecto para nuestro estilo. Es menos complicado de hacer y así la gente no tiene que esperar tanto para escuchar el material en que estamos trabajando.

-Y ahora salen de gira con estos temas. ¿Cómo surgió el concierto en Gijón? ¿Qué es lo que más disfrutan de sus actuaciones?

-La ciudad la conocíamos bien, siempre nos lo hemos pasado muy bien aquí porque hemos venido muchas veces a los conciertos como espectadores. Cuando salió lo del Savoy Club nos hizo mucha ilusión, porque tiene un ambiente espectacular, con un aire muy 'vintage' que nos pega mucho. Al público que esté pensando en acercarse le diría que, además de música, es un 'show' muy divertido, con gags y momentos en que hacemos un poco el idiota, por lo que la gente disfruta mucho y se lo pasa muy bien durante los conciertos, ¡incluso los que no son muy fanáticos de la música! Animaría a todo el mundo a venirse porque les aseguro mucho cachondeo.

-Además de la gira, ¿qué planes tienen para este año?

-El último año acudimos a bastantes festivales y ahora se está cerrando el cartel para este verano: estamos viendo varias posibilidades, pero no se puede adelantar nada todavía. Tras la gira estamos planeando ya el próximo álbum, porque tenemos varias composiciones preparadas para lanzar un disco extenso probablemente a finales de año.