Noche cañera con 'Monster of Rock'

El cantante de Metalmanía, la primera banda en ocupar el escenario del Gijón Life, bajó del escenario para bailar con el público. / FOTOS: DAMIÁN ARIENZA
El cantante de Metalmanía, la primera banda en ocupar el escenario del Gijón Life, bajó del escenario para bailar con el público. / FOTOS: DAMIÁN ARIENZA

Gijón Life albergó ante casi dos mil personas un tributo a AC/DC, Bon Jovi, Metallica y Guns N' Roses

GUILLERMO MAESE

El mal tiempo no amilanó a los amantes del rock que ayer se congregaron en el recinto del Gijón Life para presenciar el homenaje a algunas de las bandas más importantes de las historia del género. Unas dos mil personas disfrutaron de los tributos a AC/DC, Bon Jovi, Metallica y Guns N'Roses que conformaron el tercer concierto del festival que desde el miércoles llena de música la explanada frente a la Escuela Superior de Marina Civil del campus de Viesques. El espectáculo estuvo englobado bajo el nombre 'Monster of Rock' que homenajea al famoso festival de rock que se realizaba en Inglaterra entre los años 1980 y 1996 -con excepción de 1989 y 1993- al noroeste de Leicestershire. Se celebró en quince ocasiones, con 81 bandas y fueron precisamente Metallica y AC/DC los grupos con más renombre y las que más veces tocaron. Su ochentero éxito hizo que se exportara a quince países, incluido España, donde se celebró en Madrid, Barcelona, Pamplona, San Sebastián y Zaragoza en 1988, 1991, 1992, 2006 y 2007.

A las nueve de la noche, el festival gijonés arrancó con lluvia pero fuerte con el tributo a Metallica. Tan cañera estaba la cosa que el vocalista de Metalmanía no dudo en bajar del escenario en el segundo tema para bailar pogo -saltos, choques y empujones- junto a los fans situados en las primeras filas. 'Enter Sandman', 'Nothing Else Matters', 'The Unforgiven' y 'Master of Puppets' fueron sonando entre el deleite y coro colectivo. Y eso que por momentos caía agua con ganas. Pero, ante la lluvia, el público no buscó refugio sino que, con la ayuda de paraguas y chubasqueros, se quedó cerca del escenario para mantener viva la magia rockera de la noche. Y la magia del amor hizo también aparición durante este primer concierto, cuando Amby pidió la mano de Nuria micrófono en mano. Ella dijo sí. Y hubo besos y aplausos para esta pareja de Gijón que llevan ocho años juntos.

Tras el homenaje a la banda a Metallica, continuaba la lluvia pero el parón para cenar no despistó a los asistentes que recibieron con júbilo el inicio del tributo a Bon Jovi con la canción 'Livin' on a Prayer' interpretada por los Mignight Riders. El bueno de Jon es inigualable, pero el público de Gijón disfrutó con su alter ego y coreó sus temas más legendarios: 'You Give Love a Bad Name', 'It's My Life', 'Always' y 'Wanted Dead Or Alive'.

A continuación fue el momento de los grandes éxitos de Guns N' Roses, a cargo de los Gansos Rosas, que hicieron las delicias de los viejos rockeros fans de este banda hollywoodiense. No se quedaron fuera del repertorio sus temas más cañeros como 'Sweet Child O'Mine', 'Paradise City', 'November Rain', 'Knockin' On Heaven's Door' y la mítica 'Welcome to the Jungle'.

El cierre de la noche corrió a cargo de Bond Scott Band que derrocharon caña con canciones de AC/DC como 'Highway to Hell', 'Back in Black' o 'You Shook Me All Night Long'. Esta banda tributo es pionera en su género por dar una nueva vuelta de tuerca a los temas clásicos del rock.