La Ópera de Oviedo pide apoyo al Principado para aumentar su difusión

El presidente del Principado, Adrián Barbón, con el presidente de la Ópera de Oviedo, Juan Carlos Rodríguez-Ovejero; su director general, Celestino Varela, y el vicepresidente, Juan García-Conde./
El presidente del Principado, Adrián Barbón, con el presidente de la Ópera de Oviedo, Juan Carlos Rodríguez-Ovejero; su director general, Celestino Varela, y el vicepresidente, Juan García-Conde.

Quieren llevar la música clásica a los colegios y conseguir los medios necesarios para que se puedan retransmitir las funciones en toda la región

M. ROJOGIJÓN.

La Ópera de Oviedo quiere llegar a más públicos, y no solo en el Teatro Campoamor. El presidente de la Fundación Ópera de Oviedo, Juan Carlos Rodríguez-Ovejero, pidió ayer al nuevo Gobierno de Asturias apoyo para conseguir una mayor difusión y convertir la temporada ovetense en «la ópera del noroeste de España». Tras su primera reunión con el presidente del Principado, Adrián Barbón, Rodríguez-Ovejero destacó «la sintonía total» del Gobierno con los proyectos que tienen en marcha.

Desde la Ópera de Oviedo trasladaron a Barbón que quieren incrementar las acciones hacia colegios e instituciones musicales y culturales para que participen en actividades y asistan a representaciones y ensayos; le pidieron además poder contar con los medios informáticos y de comunicación necesarios para que la ópera se pueda escuchar por toda Asturias, a través de la retransmisión de las obras en distintos concejos de la región.

El director general de la Ópera de Oviedo, Celestino Varela, recordó que este año presentaron la ópera en León y confían también en captar públicos de Cantabria, Galicia y el norte de Portugal para convertirse en el «referente lírico del arco noroccidental», recoge Efe. Varela cree que tanto el Principado como el Ayuntamiento ven «la potencialidad estratégica que tiene la Ópera de Oviedo», tanto para la capital asturiana como «para toda la comunidad». La Ópera de Oviedo tiene 72 años de historia y es la segunda más antigua de España tras la de Bilbao. «Es un activo muy importante que tenemos en la región, tenemos que sentirnos orgullosos y participar en ella», dijo Rodríguez-Ovejero.