Plácido Domingo no cantará nunca más la Ópera de Nueva York

Plácido Domingo. / Foto: Efe | Vídeo: EP

El cantante suspende su actuación en el 'Macbeth' de Verdi horas antes del estreno en el Met y de acuerdo con la dirección | Renuncia tras reiterar de nuevo su inocencia ante las acusaciones de acoso de una veintena de mujeres

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Plácido Domingo no cantará más en el Metropolitan Opera House de Nueva York. El tenor comunicó su decisión, acordada con la institución, en la madrugada española del miércoles, horas antes del estreno del 'Macbeth' de Verdi. Lo hizo tras reiterar de nuevo su inocencia ante las acusaciones de acoso sexual de las que ha sido objeto en las últimas semanas. Tras conocerse las denuncias de una veintena de mujeres, la mayoría anónimas, instituciones como la Ópera de San Francisco, la de Dallas y la de Filadelfia cancelaron las actuaciones de Domingo, lo que no ha hecho ninguna institución europea.

«Plácido Domingo ha aceptado retirarse de todas las actuaciones futuras en el Met», comunicó la institución. Indicó que ambas partes acordaron que el tenor «debía renunciar». El cantante, de 78 años, debutó en Nueva York hace más de medio siglo, con 27 años, y desde entonces no faltó nunca su cita anual con el Met.

Director de otros prestigiosos teatros de ópera, Domingo precisó en una declaración propia que fue él quien había pedido retirarse. «Aunque niego rotundamente las acusaciones que hechas sobre mí, y me preocupa la forma en que se condena a la gente sin el debido proceso, tras reflexionar, creo que mi aparición en este 'Macbeth' distraería de la ardua labor de mis colegas, tanto en el escenario como entre bastidores», dijo el cantante. «He solicitado retirarme y agradezco a los directivos del Met que atendieran mi petición» agregó. «A mis 78 años estoy feliz por haber podido cantar el papel protagonista de 'Macbeth' en los ensayos, en la que considero mi última actuación en el escenario de la Met», precisó el tenor, que agradeció «al público y a Dios» lo conseguido en el teatro neoyorquino.

La Ópera de Los Ángeles encargó a un abogado una investigación externa sobre las acusaciones contra Domingo, director general de esa institución desde 2003. Aunque el Met dijo que aguardaría al resultado de esta pesquisa, todo indica que la filtración del grave conflicto abierto en la institución neoyorquina por su relación con el tenor precipitó su renuncia.

«Tomamos las acusaciones de acoso sexual y abuso de poder con seriedad extrema», señaló hace más de un mes en un comunicado el Met. Pero esto días ha trascendido el malestar que reinaba entre los trabajadores de la casa, que apelaron a la responsabilidad de la institución después de haber despedido y denunciado a uno de sus directores de orquesta más destacados, James Levine, acusado por varios hombres de abusos sexuales.

Más información