El poderío del soul en su garganta

La plaza Mayor terminó llenándose pese a la amenaza continua de lluvia./
La plaza Mayor terminó llenándose pese a la amenaza continua de lluvia.

La diva inglesa Shirley Davis, con The Silverbacks, caldeó con su potente 'afrobeat' la plaza Mayor

P. A. MARÍN ESTRADA

Cómo suena el soul del siglo XXI? Ayer, en la plaza Mayor, lo mostraron la cantante británica Shirley Davis y su banda española, los Silverbacks, en una de las actuaciones más movidas de la Semana Grande gijonesa. Soul y todas sus ramas -funk, urban y afrobeat- en la garganta de una de las intérpretes europeas más notables de la música negra fue lo que sonó agitando una noche en la que la lluvia redujo la afluencia de público.

Una formación bien engrasada y la calidad de la vocalista son las cartas que ofrecieron en su concierto y las que exhiben en los dos álbumes grabados hasta la fecha en España: 'Black Rose' (2016) y su reciente 'Wishes & Wants', ambos con el sello Tucxone Records. La casa discográfica está detrás del afincamiento en nuestro país de Shirley Davis a quien descubrieron casualmente cuando esta se lanzaba como espontánea a acompañar en una actuación a Sharon Jones. La buscaron y dieron con ella en Australia, donde la británica no acababa de encarrilar su carrera.

De su curtido bagaje sobre los escenarios y de su versatilidad para seguir adaptándose a nuevos retos musicales, el público pudo ver bastante en su recital de anoche, el cual comenzó con una intro musical y el saludo del guitarrista Eduardo Martínez anunciando que era su primera vez en Gijón. Luego salió la diva y despegó con su prodigiosa voz en 'Troubles and Trials', un tema lento y lleno de matices, a modo de declaración de principios y de lo que es capaz. Y casi sin respiro, llegó el swing movido de 'All about the music'.

Shirley Davis salió con el pelo recogido en un tupé y en el tercer tema, 'Dilemma', se lo soltó, dejando las rastas llibres. Siguió otra pieza llena de energía, 'Kisses', la cual estabilizó el despegue en la altura del mejor soul con eficaz protagonismo de hammond y metales. Si Davis y los Silverbacks logran sonar perfectos en un estudio, sobre las tablas aún consiguen exprimir sin límites su capacidad de seducción y poderío sonoro.

Temas introspectivos e impregnados de mágica melancolía o ritmos que brindan la oportunidad de que los pies de quien los escucha se comiencen a mover. Sonaron a continuación 'Be yourself', 'Wishes & Wants', 'Fire' y 'Smile' (con cambio de vestuario incluido). Y la fiesta se hizo enorme al sonar 'Women dignity' y subir al escenario algunas mujeres que estaban en el público. «Xixon (sic) are you ready for night life?», preguntó la cantante para presentar la canción de idéntico título. Para los bises dejó 'I never loved a man', de Aretha Franklin, y 'Black Rose'. Un gran concierto de la diva y los músicos que la arropan.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos