«Lo de ponerme guapa no es negociable, el pop es brillo y corpiño»

Vicky Larraz, con la banda que la acompaña en Olé Olé 2.0. / E. C.
Vicky Larraz, con la banda que la acompaña en Olé Olé 2.0. / E. C.

Vicky Larraz actúa este sábado en el Club de Regatas de Gijón con Olé Olé 2.0 para repasar todos sus éxitos. «No es que yo viva en los años 80, es que los 80 viven en mí»

MIGUEL ROJO

Vicky Larraz (Madrid, 1962) fue la primera cantante del famoso grupo Olé Olé y triunfó en los años 80 con temas como 'No controles' y 'Voy a mil'. Después decidió dejar el grupo para iniciar su carrera en solitario, que la llevó a grabar tres discos de estudio en esa misma década. Ahora acaba de volver a los escenarios con Olé Olé 2.0, y este sábado hará un repaso a sus temas de siempre y a las novedades en el Club de Regatas de Gijón, en una cena espectáculo para socios e invitados.

-Usted es de las que se pasará el verano de gira. ¿Cómo lo lleva?

-Mis dos hijas están en Estados Unidos y yo aquí trabajando. Eso sí, la verdad es que me encanta pasar el verano en Madrid, porque cuando está vacio puedo componer y vivir tranquila. Si puedo, me escaparé algún día a Marbella para ver a mi hermana.

-Si le dijesen que solo puede hacer un viaje en los próximos diez años, ¿a dónde se iría?

-Me gustaría ir a Australia, me llama mucho la atención. Pero no solo por los canguros y los koalas, sobre todo por la gente. Los veo muy sanotes, y los indígenas también me atraen. Los actores australianos tienen un algo especial, y mi cuñada es australiana.

-¿Se llevaría a los miembros del grupo, o mejor reservarlos para el trabajo?

-Si se quieren venir, que se vengan. No tendría ningún problema, pero prefiero llevarme a mis dos hijas, mis dos cachorras, Olivia y Sofía, de 16 y 14 años.

-Después de tantos años de giras y conciertos, ¿qué es lo más raro que le ha pasado?

-Tengo muy mala memoria, mis fans se acuerdan de más cosas que yo misma, pero varias veces nos han traído niños perdidos al escenario para que llamásemos a sus padres. Otro chico mayor que me encontré hace poco me contó que, cuando era un pequeño, se escapó de casa y acabó en un concierto nuestro, y nosotros mismos le llevamos a casa en furgoneta.

-¿Alguna sin niños?

-Con Olé Olé una vez apagaron las luces de repente y nos tiraron vino tinto, del peleón. Pensábamos que era sangre, parecía un crimen. También acabamos alguna vez en la carretera firmando autógrafos a la Guardia Civil.

-Triunfan con su versión del 'Hoy quiero confesar'. ¿Es más de la Pantoja que de la Jurado?

-Nos sorprendió el éxito de esta canción. Isa Pantoja la escuchó y se la pasó a su madre. Y ella nos envió su felicitación. Es un gran tema de Perales, y la letra no deja de ser la de una mujer fuerte, como yo me siento. Tan fuerte como era también Rocío Jurado.

-Imitó en 'Tu cara me suena' a Adele, a Paloma San Basilio, a Ana Belén... ¿Con cuál de todas esas actuaciones se quedaría?

-Es muy difícil alejarse de tu propio registro. No podía sonar a Vicky Larraz y era un reto. Para mí, imitar a Paloma San Basilio con ella sentada delante de mí fue lo más complicado. Se emocionó con 'La fiesta terminó' y me felicitó. Aquello era una fiesta, no una competición.

-¿Chancla o taconazo?

-Yo soy de tacón, no me dotó la genética con mucha altura y uso el tacón para completarla. Una pierna con un tacón es más bonita que en plano, aunque me destroce los pies en el escenario. Lo de ponerme guapa no es negociable, el pop es brillo, corpiño, es como mi alter ego. En el escenario y en la calle. Nunca iré a un estreno de una peli con vaqueros rotos y camiseta, como si viniese del Mercadona. Ah, y no soy yo la que vive en los ochenta, como me dicen algunos, son los ochenta los que viven en mí.

-¿Con quién se iría de festival a Benicassim, con Pedro Sánchez, con Pablo Casado, con Albert Rivera o con Pablo Iglesias?

-¿Me podría ir con todos? Es que me gustaría verlos en ese contexto. Les invitaría a los cuatro, pero no en avión oficial. Hay que facturar en turista, como cualquier hijo de vecino. Iríamos apretaditos, y ahí se ve cómo es la gente de verdad.

-¿Se apunta a la sidra o es de las de vino de Rioja?

-Me encanta la sidra. Se come muy bien en toda España, pero en Asturias más. Mis hijas, que nacieron en Miami y llevan año y medio aquí, están encantadas. La mayor ya ha cambiado el ketchup por el aceite de oliva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos