Miki Núñez: «Quiero acabar entre los diez primeros»

Miki Núñez. / EFE
Miki Núñez. / EFE

Miki Núñez (Tarrasa, Barcelona, 23 años) solo tiene ojos para el «18 de mayo». Como si no fuese mañana. El representante de España en la sexagesimocuarta edición del Festival de Eurovisión lleva desde que se proclamó ganador de la gala especial de 'Operación Triunfo' con esa fecha marcada en el calendario. Ahora, con todo preparado para defender la candidatura española con 'La venda', el tema compuesto por Adrià Salas (vocalista y guitarrista de La Pegatina), un Miki «mejor que nunca», porque por primera vez desde que llegó a Israel ha podido «dormir siete horas», comenta que está «muy contento» tanto con «los resultados de los ensayos», como con «la respuesta del público». Por ello, el objetivo que se han marcado es el de «acabar en el top 10».

-¿Tiene ganas de que llegue el momento?

-Totalmente. Ahora mismo, estoy con muchísimas ganas de que llegue ese 18 de mayo, que es una fecha que tengo fijada desde hace mucho tiempo, de subir por fin al escenario, y de demostrárselo a toda Europa. -¿Hay nervios?

-La verdad es que no. Estaba mucho más nervioso en los primeros ensayos, pero ya está más que asumido. Eso sí, seguramente los nervios me vuelven cuando esté en la habitación, esperando y escuchando las sintonías. -¿Qué países ve como favoritos?

-Hay algunas propuestas que me gustan muchísimo. Diría que los favoritos son Suecia ('Too late for love', de John Lundvik), Francia ('Roi', de Bilal Hassani), Italia ('Soldi', de Mahmood), República Checa ('Friend of a friend', de Lake Malawi)... y, ¿por qué no?, voy a decir también España ('La venda', de él mismo).

-Entonces, ¿se han marcado algún objetivo?

-Nuestro objetivo era hacer un buen trabajo. Y creo que eso ya lo hemos conseguido. Así que, una vez hecho eso, queremos acabar en el top 10, y creemos que podemos hacerlo. -¿Ha quedado satisfecho con la versión final de 'La venda'? -Muchísimo. De hecho, pedí que la coreografía y la versión final de la canción pasasen también por mí también, porque al final soy yo el que la va a defender. Ha sido algo que me han dejado hacer, y estoy encantado. Muy contento y muy satisfecho.