Un regalo por anticipado para la Navidad

Un regalo por anticipado para la Navidad
Arriba, parte de los coros asturianos, que cantaban desde el patio de butacas. A la izquierda, el tenor Lluís Vilamajó y Beringer a la batuta. / AURELIO FLÓREZ

La Orquesta Barroca Catalana y el Coro de la Comunidad de Madrid emocionan al Jovellanos con un 'Mesías' secundado por 140 voces asturianas

PABLO ANTÓN MARÍN ESTRADA GIJÓN.

El Teatro Jovellanos -que registró un auténtico llenazo- ofreció ayer a sus espectadores un auténtico regalo anticipado de Navidad con la interpretación de 'El Mesías' de Georg Friedrich Händel en un concierto de la Orquesta Barroca Catalana y el Coro de la Comunidad de Madrid al que se sumaron las voces de 140 cantantes aficionados de diversas agrupaciones corales asturianas. El director alemán Karl-Friedrich Beringer fue el encargado de conducir este oratorio, una de las obras más populares del repertorio sinfónico-coral de todos los tiempos, que contó con un elenco de solistas formado por la soprano Lucía Martín Cartón, el contratenor Yosemeh Adjei -los más destacados-, el tenor Lluís Vilamajó y el bajo Konstantin Wolff.

La experiencia forma parte del programa de concursos participativos que la Obra Social de la Caixa desarrolla desde hace más de dos décadas recorriendo distintas ciudades y en los que invita a colaborar a intérpretes amateurs locales. En esta ocasión los cantantes fueron escogidos de la Agrupación Polifónica del Centro Asturiano de Avilés y el Coro del Conservatorio Superior de Música del Principado de Asturias (dirigidos estos dos por José Manuel San Emeterio), la Capilla Musical Palacio de Meres (bajo dirección de Rebeca Velasco), el Ensamble Vocal Gijón (con Joan Tomás Roselló a la batuta) y el Orfeón Condal de Noreña (dirigido por Joaquín Villegas). Júlia Sesé ha sido la responsable de dirigir los ensayos comunes de este coro asturiano que ha unido fuerzas para la ocasión y cantaban desde las primers filas del patio de butacas.

El resultado que vio y escuchó el público del coliseo gijonés estuvo a la altura esperable y espectacular de los trabajos dirigidos por Beringer. La ejecución de la Orquesta Barroca Catalana y el Coro de la Comunidad de Madrid fue igualmente impecable en un concierto al que contribuyeron aportando una notable dosis de emoción las voces de los cantantes asturianos y su proyección -física por la cercanía- en el ánimo de los espectadores. La segunda parte del concierto se remató con el famoso 'Aleluya' cantado por todos los coros presentes al alimón. Aplausos, ovaciones, emoción. Un gran regalo musical como aperitivo navideño.

 

Fotos

Vídeos