Una ola que arrasa día y noche

Espectacular. El patio de la Laboral lució espectacular durante esta segunda edición del festival. / TSUNAMI
Espectacular. El patio de la Laboral lució espectacular durante esta segunda edición del festival. / TSUNAMI

El Tsunami Xixón echó el cierre al son de The Hives, Lagwagon y Bad Religion

GLORIA MARTÍNEZ

No hay nada mejor que curar una resaca rockera con más rock. La segunda jornada del Tsunami Xixón albergó numerosos conciertos distribuidos entre la Laboral y la plaza Mayor. En este último lugar, en horario vermú, el grupo asturiano BobKat'65 puso la banda presentando uno de sus últimos álbumes 'This Lonely Road', el primer largo que publica el trío asturiano con el sello estadounidense 'Get Hip Records'. 'Back in my arms'y 'Too far gone' hicieron saltar a todos los asistentes con sus ritmos pegadizos. «Estamos muy contentos de estar aquí de nuevo» gritaba Ana, una de las vocalistas del grupo. El dúo Bala prosigió con la música en la plaza que se llenó de inmediato al escuchar las primeras caciones. Las gallegas pusieron ritmo a la sidra y a la cerveza, que el Tsunami ofrecía en una barra en un lateral de la plaza, al son de su último disco publicado el pasado año, 'Lume'.

Pero la cosa no se quedo ahí, ni mucho menos. A las 16 horas empezaban los espectáculos en la Laboral. El trío rockero Origen fue el encargado de dar el pistoletazo de salida a una tarde donde el rock fue el verdadero protagonista. Tampoco faltó la música de The Vintage Caravan, el trío islandés conformado en 2006, que animó a todos aquellos que se pasaron por el escenario Mahou con su último álbum, 'Arrival', publicado en 2015. Durante la tarde, también destacaron las actuaciones del grupo Pingüino con su LP 'Gente Formal', o la banda Viva Belgrado a las 20 horas en el escenario Jägermusic. Después estaba prevista la actuación del grupo estadounidense Lagwagon, pero un retraso en el avión los relegó a actuar a última hora, de madrugada, adelantando ligeramente el resto del programa.

Así pues, a eso de las 22.30 horas actuaron The Hives, el quinteto sueco, que se encargó de ofrecer un concierto inolvidable donde destacaron algunos de sus mayores éxitos de su tercer álbum 'Tyrannosaurus Hives'. Pelle Almqvist, el vocalista, se encargó de saludar al público - «es fantástico esto, genial, claro que sí»- en una noche cálida que arrancó a los sones de 'Come on' y continuó con 'Main Offender'.

Más Tsunami

La guinda del pastel la pondrían de madrugada la banda estadounidense de punk rock Bad Religion, la más esperada de esta edición, y Lagwagon, que se encargó de echar el cierre final.

 

Fotos

Vídeos