La obra de Arissa y la Asturias aérea de 1958 se exhiben en Gijón

Fotografía aérea de Mieres tomada en 1958. /  MUSEO DEL FERROCARRIL
Fotografía aérea de Mieres tomada en 1958. / MUSEO DEL FERROCARRIL

El viernes se revela en el CCAI el fotógrafo catalán. El viaje en tren al pasado retrasa hasta el 1 de agosto su llegada al Museo del Ferrocarril

M. F. A.GIJÓN.

La fotografía adquiere protagonismo mayúsculo este verano, en el que en Gijón se inaugurarán dos exposiciones importantes. El viernes próximo, la Fundación Telefónica trae al Centro de Cultura Antiguo Instituto 'Arissa. La sombra y el fotógrafo 1922-1936', que estará abierta hasta el 6 de octubre y que aporta luz sobre la figura de Antoni Arissa (Barcelona, 1900 -1980), uno de los más destacados representantes de la vanguardia fotográfica española, cuya obra ha permaneció prácticamente olvidada y desconocida durante ocho décadas. La muestra está compuesta por 153 fotografías en blanco y negro realizadas entre 1930 y 1936.

Eso será en la sala grande del CCAI. Mientras, el Museo del Ferrocarril ultima ya los preparativos parar mostrar otro hallazgo casual: el de una serie de fotografías aéreas captadas en el año 1958. Estaba prevista para mediados de mes la inauguración de la exposición, que finalmente abrirá sus puertas 1 de agosto para quedarse hasta el 31 de diciembre. 'Siguiendo la vía', que así se titula, está comisariada por el Observatorio del Territorio de la Universidad de Oviedo y exhibe un conjunto de fotografías de tamaño 1x1 del trazado del Ferrocarril Vasco Asturiano en 1958. De gran calidad, muestran una Asturias inédita de paisajes urbanos, industriales y rurales que se suceden siguiendo el trazado del tren en un viaje al pasado que se realiza desde lo alto de un avión.