Paraíso de chollos literarios

Uno de los puestos de venta de libros de la Semana Negra. /  ARNALDO GARCÍA
Uno de los puestos de venta de libros de la Semana Negra. / ARNALDO GARCÍA

Recorremos los puestos de venta de este reino de la alucinación que es la Semana Negra y nos llevamos seis pequeñas joyas. La más cara nos costó 4,50 euros

Un servidor, como Napoleón, tiene un lema innegociable: llegar al campo de batalla antes que el enemigo. Así que salto la siesta y me presento en el astillero antes de que se formen los ríos de humanidad y me pongo a rebuscar entre las librerías. Este año noto que hay menos libros de ocasión, pregunto pero nadie me sabe dar la razón. Da igual: me meto en el ajo. Por seguir con Napoleón, encuentro un fantástico ejemplar de 'Un asunto tenebroso', de Balzac: dizque la primera novela policiaca, con el permiso de 'Caleb Williams' de William Godwin y de la calle Morgue de Poe. Publicada como folletín en 1841, la novela de Balzac cuenta los complots y asesinatos cometidos en 1800 a raíz de un intento de atentado contra Napoleón, por el inefable y lóbrego ministro de interior Fouché -a quien el gran Zweig le dedicó un libro-. El célebre enredador nos ha dejado algunas de las frases más cínicas de la historia, para regocijo de los que gustamos de los malos malísimos: «Es peor que un crimen, es un error» o la magnífica «¡Jamás!, grita indignado. Pero ya sabemos por la Historia que ese «jamás» de los reyes, de los políticos y de los generales suele casi siempre ser el preludio de una capitulación. ¿No?». En todo caso, puro Balzac, desaforado, analítico y elegíaco.

Si de dialéctica hablamos, nada más directo que un buen acero para convencer: en 'Blandir la espada', de Richard Cohen, tenemos la historia de duelos y esgrimas, legionarios, justas medievales, asuntos de honor, competición olímpica. Duelistas conocidos hay unos cuantos: Dart Vader vs. Luke Skywalker; Caravaggio, que mató al menos a dos personas con espada ropera; Aquiles vs. Héctor; Armand D'Hubert y el teniente Feraud en 'Los Duelistas'; Quevedo también tiraba...

Dejemos la sangre y pasemos a la poesía, aunque a veces pueda ser lo mismo, viendo el carácter de algunos trovadores: un ejemplar en buenísimas condiciones de 'Aire nuestro', la poesía completa de Jorge Guillén, poeta encendido que disfruté mucho cuando era chaval, y que releo con gusto: «¿Destino?/No, mejor: la vocación/Más íntima». Asimismo tuve la suerte de encontrarme con una debilidad literaria: Jerzy Kosinski, un crack poco transitado por estos lares, pero cuya edición bien conservada de 'El árbol del diablo' se une a la colección que poco a poco voy completando, 'El pájaro pintado', la fantástica 'Cockpit', 'Pasos', 'Bienvenido Mr. Chance'... ¿Por qué me gusta? Porque es inesperado, y porque como él aconsejó, lo único importante es seguir tu propio ritmo, como una planta en crecimiento.

Y como hoy estoy afrancesado, voy a concluir con dos joyitas. Una se titula 'Memorias de Santa Elena', del conde de Las Cases, que acompañó en su destierro al gran Corso en Santa Elena -una isla a 2.000 kilómetros de la costa de Angola y a 3.000 de Brasil, a la que se destinaron 2.500 hombres para vigilar a aquel genio o verdugo, según se mire-. Un acercamiento a la intimidad de los últimos días de Napoleón, recuerdos, remordimientos, melancolía, y miserias, cómo no: la casa donde instalan a Boney no tiene cristales en las ventanas y han de cortar las corrientes de aire como pueden, para que el conquistador de Europa no agarre una neumonía. Sic transit gloria mundi. Y como presea final, el imprescindible Charles Louis de Secondat, barón de Montesquieu, que aparte de separar los poderes que siempre intentan juntar, escribió 'Cartas Persas', una novela epistolar y satírica en la que mediante 161 cartas se explaya sobre política, moral y religión: «Nunca están ociosos los que quieren instruirse; así, aunque yo no tengo asunto ninguno importante, estoy continuamente ocupado. Todo me interesa y de todo me maravillo, como una criatura en cuyos órganos todavía tiernos, se graban los más mínimos objetos». Repasando: por 21 euros en total nos vamos para casa con seis joyas literarias de primer nivel.

 

Fotos

Vídeos