El pasado vuelve en imágenes

Primer premio. Teatro romano de Clunia, en Burgos, obra de Mario Matías Pereda./
Primer premio. Teatro romano de Clunia, en Burgos, obra de Mario Matías Pereda.

Una foto en blanco y negro del teatro romano de Clunia, en Burgos, se hace con el primer premio y Gijón triunfa entre los pequeños El concurso de fotografía Arqueofoto ya tiene ganadores en su segunda edición

A. C. BUSTO

Se puede decir que el pasado castreño y romano vuelve aunque, en realidad, nunca se haya ido porque está en cada una de las bases de nuestra sociedad. Sus restos arqueológicos son los que regresan en imágenes con el concurso Arqueofoto del Aula de Cultura de EL COMERCIO en colaboración con la Red de Museos Arqueológicos de Gijón. El certamen, que cumple su segunda edición, se ha abierto este año más allá de las fronteras asturianas para poner en valor el patrimonio arqueológico previo a la Edad Media de todo el Norte de la Península. Hasta Burgos se ha ido, de hecho, la fotografía ganadora, obra del madrileño Mario Matías Pereda. Bajo el explícito título de 'El teatro de Clunia' muestra el soberbio coliseo romano que se conserva en la localidad castellana, construido en el siglo I. Lo hace en blanco y negro y con un estudiado juego de perspectiva que convenció al jurado. Su autor se llevará una cámara con objetivo de alta gama de Olympus, firma que colabora en el certamen.

Una vista panorámica del castro de Baroña, literalmente colgado del acantilado en Porto do Son, al sur de La Coruña, es la imagen que ha logrado el segundo premio. La firma José Cuervo Soto, de Villagarcía de Arosa, que ha traído al siglo XXI las construcciones de entre los siglos I a. C. y I d. C. En la foto se aprecian buena parte de las veinte viviendas de planta circular u oval que se conservan. Se lleva 500 euros.

El tercer premio se queda en casa y es para 'La muralla de Noega', de Pablo Baena, de Gijón, que supo captar una evocadora imagen de la fortificación de la Campa Torres en una tarde que amenazaba tormenta con una bandada de aves surcando el cielo. Gana 300 euros.

El jurado, presidido por Paloma García Díaz, directora de los Museos Arqueológicos de Gijón, y formado por Pilar González Lafita, directora de Programas de los Museos de la Fundación de Cultura; María de Álvaro, coordinadora del Aula de Cultura de EL COMERCIO, y los fotógrafos Luis Santiago, de Olympus, y Joaquín Pañeda, de este periódico, decidió otorgar por su especial calidad dos menciones de honor a Silvia Vidal Pérez y Ángel Martínez Muía. Respectivamente, fotografiaron el castro de Cabo Blanco, en El Franco, en una vista aérea y con el mar 'congelado', y la 'garita' del santuario del Monte do Facho, en Pontevedra, una construcción del siglo XVII que corona una zona habitada de una u otra forma desde el siglo X antes de Cristo, un lugar mágico plagado de altares que el autor de la imagen captó de noche y con la vía láctea iluminando la escena.

Los más pequeños también han tenido su lugar, en la categoría de menores de 16 años. En ella se erigió ganadora la gijonesa Lucía Gallego de los Ríos, que tituló su imagen 'Camino de la Antigüedad' para hacer un resultón juego de épocas en la Campa Torres. En primer término, el pavimento metálico de hoy con una flor descansando sobre él, y, al fondo, los restos del castro habitado por los cilúrnigos. Su premio es una cámara de alta gama.

Se lleva el segundo puesto de la categoría Ignacio Baena Menéndez, también de Gijón, por su imagen titulada 'El pozo', tomada en la Villa Romana de Veranes y que muestra eso, un pozo, con el agua marcando ondas y haciendo efecto de espejo. Se lleva unos prismáticos de alta definición.

También la categoría tiene su mención de honor, otorgada por la especial originalidad y frescura de la foto, en la que su autora, Silvia Sánchez Ovejero, ha colocado enmarcando las ruinas de Veranes los playeros 'gemelos' de unos amigos saltando.

Finalmente, el concurso otorgó el premio especial del público a la imagen más votada en Instagram, una vista de una de las chozas reconstruidas de la Campa que firma Lucía Garó y que sumó más de 3.000 votos de la más variada procedencia.

Las fotografías formarán parte de una exposición que se inaugurará el 23 de marzo en el museo Villa romana de Veranes, donde también se celebrará la entrega de premios.