Bob Dylan, las recomendaciones de sus incondicionales

Sandra Rusquiño, Juanjo Zamorano, Juan Carreño, Nacho García, Miguel Herrero, Álvaro Lozano, Lecter Bukovsky, Jorge Otero y Béznar Arias. / FOTOS: JORGE PETEIRO

Los asturianos que más saben del bardo de Minnesota, devotos fans y músicos agradecidos al maestro, nos hablan de su influencia y nos recomiendan un ramillete de canciones

PABLO ANTÓN MARÍN ESTRADA

Leyenda, camaleón, pionero, tahúr, poeta, revolucionario, maestro o misterioso compulsivo son algunos de los calificativos con los que describen a Bob Dylan once de sus fans asturianos más incondicionales. A dos semanas de su concierto en Gijón, todos esperan con emoción y curiosidad la sorpresa que el mago de Minnesota desplegará en su tercera visita a la ciudad, porque la única certeza que acompaña al músico popular más influyente de nuestro tiempo en sus giras es que nunca repite un directo. Tal vez ahí resida uno de los secretos del mito para seguir siendo un artista vivo e igual de inquieto que cuando comenzó a deslumbrar al mundo en los garitos del Greenwich Village. Como en la nana que escribió para su hijo Jesse sigue construyendo escaleras a las estrellas, fiel a su mantra de 'Forever Young'. Y sigue tan gruñón como siempre. «Bob Dylan no acredita a medios en sus conciertos, no permite el acceso a prensa ni fotógrafos, no concede entrevistas, saludos o similares. Es decir, toda petición de prensa que se haga será rechazada, sin excepciones», nos contestan desde su oficina de prensa.

Álvaro Lozano | Love Minus Zero / No Limit / Bringing It All Back Home
Álvaro Lozano | Love Minus Zero / No Limit / Bringing It All Back Home

Álvaro Lozano y Béznar Arias llevan celebrando en Avilés el cumpleaños de su ídolo desde hace once primaveras. Cada 24 de mayo, la Villa del Adelantado se convierte en capital dylanita y este año el regalo lo trae por adelantado el mismísimo mito. Lozano lo escuchó por primera vez en el 68 «en una España donde sonaban Juan & Junior», evoca. Oír 'Visions of Johana' (del 'Blonde on Blonde') fue para él «un auténtico puñetazo». Ha visto a Dylan en cerca de treinta conciertos y es el único que se atreve a formular un pronóstico de su cita gijonesa: «Un amigo me chivó parte del setlist y hay temas de 'Tempest'. No será solo Sinatra», avanza. Su amigo Béznar prefiere «no saber nada e ir a ojos ciegos y oídos abiertos». El domingo 28 se aliviará de la espina que tiene clavada por no haber podido cumplir su sueño de ver a quien considera «el maestro de los maestros» en su ciudad: «Hace años gestioné un concierto en Avilés y el Ayuntamiento se echó para atrás», lamenta.

Jorge Otero | Tangled Up In Blue / Blood on the Tracks
Jorge Otero | Tangled Up In Blue / Blood on the Tracks

Disfrutando junto a Lozano y Arias en el Palacio de los deportes de Gijón estarán músicos habituales del festival dylanita avilesino como Jorge Otero y Juanjo Zamorano, de Stormy Mondays. El primero asistió al recital del 99 en el Teatro Jovellanos. «No será fácil superar aquel concierto, pero hay que ir a verlo aunque solo sea por respeto. Dylan es la muestra de que quienes nos dedicamos a la música no podemos dejarlo, estemos más arriba o más abajo», declara. Para su compañero de formación será una experiencia que «nunca pude tener porque no me coincidió» y reconoce en el americano un ejemplo de que «el artista puede y está obligado a hacer lo que quiera en cada momento». Quien no estará en Gijón, aunque probablemente sí en Santiago, es Lecter Bukosky. «Lo vi hará 20 años en Madrid, ahora lo espero con ganas e iré con oídos de fan», confiesa. El rockero avilesino define al de Minnesota como «un cronista de lo que sucedió en América en los 60 y 70 que luego se ha mantenido explorando universos muy interesantes. Para mí es ante todo un poeta. Yo leo a Bob Dylan. Me gustan sobre todo las imágenes que usa, muy potentes». La vertiente literaria de quien -no olvidemos- recibió el Nobel en la materia también la descata Nacho García: «Es un extraordinario escritor de canciones»; y en lo musical, «alguien que arriesgó mucho y dio la vuelta a las cosas».

Lecter Bukovsky | Girl from the North Country / The Freewheelin'
Lecter Bukovsky | Girl from the North Country / The Freewheelin'

El gijonés Edu Vázquez aún no sabe si estará en su ciudad para cumplir el deseo de acudir a su primer directo de un artista al que considera «un faro tanto para los que escribimos canciones como para cualquiera a quien, simplemente, le gusta la música» y del que siempre le atrajo «ese continuo deslizarse por otros caminos que él mismo traza; es maravilloso que siga necesitando escenario y carretera. Morirá con las botas puestas», augura. Otros dos debutantes en la experiencia de verle en directo, Sandra Rusquiño y Miguel Herrero, de 'Alexandra in Grey', no disimulan sus ganas de que llegue el día de la fiesta. «Es un mito, alguien a quien hay que ver por lo menos una vez en la vida», expresa ella, quien destaca sobre todo «su contribución a llevar al pop asuntos de todo tipo: emociones, filosofía o reivindicaciones sociales». Su compañero coincide en señalar que «un músico debe ir a ver a Dylan sí o sí» y que a él le enseñó «a admirar la canción como tal y mostrarnos que puede ser compleja con pocos instrumentos y una mínima melodía».

Sandra Rusquiño | It's All Over Now Baby Blue / Bringing It All Back Home
Sandra Rusquiño | It's All Over Now Baby Blue / Bringing It All Back Home

Un referente «ineludible» es igualmente para el avilesino Fran Carreño la figura del autor de 'The times they are a changin', alguien que «rompió muchos moldes y que ha logrado mantener su continuidad en el tiempo. Si sigue vivo es precisamente por haber sabido ser constante a pesar de todas las evoluciones. Representa un ejemplo para estudiar de la música de nuestro tiempo», argumenta el director del coro Contracanto, que ha aprovechado la visita asturiana de Bob Dylan para incorporar al repertorio de su agrupación algunos temas suyos. «Mi deseo es que los chavales conozcan así al personaje a través de sus canciones«, revela.

Nacho García | Sad Eyed Lady of the Lowlands / Blonde on Blonde
Nacho García | Sad Eyed Lady of the Lowlands / Blonde on Blonde

En la ciudad que acogerá el esperado regreso al Principado del cantautor americano, Toli Morilla, el hombre que hizo sonar algunos de sus temas más míticos en llingua asturiana está a punto de iniciar una minigira para conmemorar la década de la grabación del disco en el que versionaba -con la autorización oficial del propio Dylan- canciones como 'Hurricane', 'Sara' o 'Knockin' On Heaven's Door '. La mejor celebración del aniversario sería para el músico gijonés poder entregárselo en mano, un propósito que tiene esperanza en lograr. Dylanita hasta la médula, confiesa que como todo creyente también él ha pasado sus crisis de fe y que le han servido para rendirse ante la capacidad del americano para reinventarse: «Es un gran conocedor de la música popular americana y por eso se mantiene vivo, tiene una fuente inmensa donde beber». Morilla ve especialmente admirable que «renunció a sus fans originales, diciéndoles: 'Ustedes son libres de elegir y yo también'. Eso se paga, pero él sobrevivió. El gran tahúr ganó la partida y se los comió a todos». Como sus compañeros, aguarda con ansia el momento de verlo jugar el próximo 28 de abril.

Más Bob Dylan