Tres miradas cotidianas de tres jóvenes talentos

Paula Valdeón, Cristóbal Hernández y David Martínez Suárez, reunidos por EL COMERCIO en Gijón. Arriba a la derecha, Angel Antonio Rodríguez, director de AlNorte, con la artista que inauguró en el Niemeyer y Martín López Vega, director general de Patrimonio. Abajo, una de las vitrinas de la muestra/  P. UCHA
Paula Valdeón, Cristóbal Hernández y David Martínez Suárez, reunidos por EL COMERCIO en Gijón. Arriba a la derecha, Angel Antonio Rodríguez, director de AlNorte, con la artista que inauguró en el Niemeyer y Martín López Vega, director general de Patrimonio. Abajo, una de las vitrinas de la muestra / P. UCHA

Paula Valdeón inaugura las exposiciones de AlNorte en el Niemeyer. Hoy será el turno de Cristóbal Hernández y David Martínez Suárez en el Barjola y la Laboral

ANA RANERAGIJÓN.

AlNorte, la Semana de Arte Contemporáneo de Asturias impulsada por EL COMERCIO desde su nacimiento, estrenó ayer su mayoría de edad, su edición número dieciocho, con la inauguración de 'La mirada implica un tacto inconsciente', la exposición de Paula Valdeón en el centro Niemeyer de Avilés. A ella se suman desde hoy las muestras 'Fortuna' y 'Azar y proceso', de Cristóbal Hernández y David Martínez Suárez, respectivamente. Los tres son los ganadores de este año de las becas AlNorte y los tres comparten su capacidad para convertir lo que a los ojos del común de los mortales son simples escombros en obras de arte.

Valdeón abría ayer en Avilés su primera exposición individual y debutaba, además, en Asturias. La extremeña, con los nervios y la emoción compitiendo, presentaba sus piezas ante el director general de Cultura, Martín López Vega, y el del Niemeyer, Carlos Cuadros, además de un nutrido público en el que no faltaron artistas como Ramón Isidoro y Tanadori Yamaguchi. «La exposición -explicó- es parte de un proyecto sobre el inconsciente arquitectónico. Las piezas deben verse de forma general, ninguna se entiende sin las otras». La idea nació de una tarde en Córdoba y las casualidades fueron dándole forma: «Fui recolectando azulejos, fotografías de arquitectura, cosas que me encontraba deshechas. Luego empecé a trabajar con los colores que me iba encontrando y me di cuenta de que siempre predominaban el azul, el verde y el rosa. También me fijé en que había patrones que siempre se repetían en diferentes espacios». Así dotó de significado a materiales que se encuentran en cualquier hogar y que generalmente terminan en la basura. La muestra se acompaña de un libro donde se pueden leer relatos que ella misma escribió. «Cada relato se corresponde con una pieza. Si las obras se tuvieran que escribir, se convertirían en uno de esos textos. Son relatos inconscientes, fragmentarios, como mis obras».

Hoy le tocará a Cristóbal Hernández, que a las 12.30 horas en Laboral inaugura su exposición 'Fortuna': un conjunto de bloques de resina que simulan pastillas de jabón y sobre las que se puede pasear como si se tratara del empedrado. «Es una pieza escultórica muy sutil, está muy integrada en la arquitectura», cuenta de su obra, colocada a la entrada y en los parterres.

Más tarde, a las 19.30 horas, en el Museo Barjola, 'Azar y proceso' del asturiano David Martínez Suárez será protagonista. Las ruinas son su inspiración: «Es una recopilación arqueológica de diferentes objetos, utilizo escombros y los uno a otros materiales que recuerdan a la arqueología. No voy buscando objetos, me los voy encontrando y es el propio material el que me dice cómo hacer las cosas».

Lo doméstico, lo cotidiano, incluso el material de deshecho es también en su caso la base, la disculpa para crear, para hacer arte. Y el arte llenará estos días la programación de AlNorte, que para celebrar su cumpleaños, ha organizado el recital poético 'Dieciocho años alnorteando', el sábado, a las 20 horas, en la Escuela de Comercio.