El vestido fetiche de las presentadoras del tiempo

'Collage' con las imágenes de las presentadoras con el mismo vestido en distintos colores. A la derecha, Shelby Hays dando el tiempo. :: @KOCOShelby/
'Collage' con las imágenes de las presentadoras con el mismo vestido en distintos colores. A la derecha, Shelby Hays dando el tiempo. :: @KOCOShelby

Estiliza y cumple las normas de etiqueta de las cadenas. Por eso todas lo usan en EE UU.Es chino, cuesta 22 euros y está agotado

ESTER REQUENA

Buscar todos los días un modelito para dar el tiempo en televisión tiene su miga. Sobre todo cuando el vestuario sale de los bolsillos de las presentadoras y no cuentan con estilistas o marcas que les presten sus diseños. Si a ello se le suma las normas de la cadena ante las cámaras, la misión roza lo imposible... y más con los telespectadores pendientes de si repiten conjunto. Pero las presentadoras del tiempo norteamericanas han encontrado la solución: todas se han comprado el mismo modelito en forma de tubo, aunque en distintos tonos, para anunciar los anticiclones y borrascas. Y de lo más económico: poco más de 22 euros en Amazon proveniente de una tienda 'on line' china.

La idea surgió en un grupo privado de Facebook en el que las chicas del tiempo se aconsejan habitualmente prendas para su trabajo. «Alguien se topó con el vestido, algunas lo compramos 'on line' y compartimos en el grupo nuestras fotos. Todo el mundo vio lo bien que nos sentaba», detalla Shelby Hays, meteoróloga de KOCO, en 'Tech Insider'. Además, cumple perfectamente con las normas que hablan de mangas al codo y largo por la rodilla, sin enseñar mucha piel. Al ser elástico y con las franjas negras, adornado con estratégicos bolsillos con cremallera, engaña visualmente estilizando cualquier silueta por más que la pequeña pantalla engorde un par de kilitos. «Y por 22 euros podemos comprar un puñado de vestidos en distintos colores», puntualiza Hays.

Poco a poco todas las meteorólogas han sucumbido. Incluso han ido confeccionando un collage con las fotografías luciendo distintas versiones. La imagen ha sido compartida hasta la saciedad en las redes sociales como el triunfo del 'low cost' en la pequeña pantalla. Cada semana la actualizan con las nuevas compañeras que han unido la prenda a su vestuario televisivo.

El modelo se ha agotado en todas las tallas y colores, salvo en color verde, hasta después de Navidad. Esta tonalidad está vetada por una cuestión técnica: las previsiones se proyectan sobre un fondo esmeralda, el croma. Sus cuerpos desaparecerían de la pantalla.