El nombre maldito de las 57 Daenerys españolas

Daenerys Targaryen, la primera de su nombre./Helen Sloan/HBO
Daenerys Targaryen, la primera de su nombre. / Helen Sloan/HBO

Los últimos acontecimientos de 'Juego de Tronos' provocan una reflexión sobre la idoniedad de bautizar a los hijos con el nombre de personajes de series

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

(Ojo, este artículo contiene 'spoilers'). A finales de los años 70 se bautizaron en España a 466 niñas con el nombre de Heidi. Sus padres confiaban en que la protagonista de la homónima serie animada no se torcería hacia el lado oscuro ni mucho menos terminara empujando a Clara por un barranco. Una apuesta segura, la joven suiza era todo corazón y décadas después aquellos bebés -ahora mujeres de unos 40 años- no tienen inconveniente en enseñar su DNI en público. Luego llegarían 96 Xenas, en homenaje a la princesa guerrera de la ficción de los 90, que en 2019 tienen una media de edad de 12,9 años (según datos del INE). El personaje tampoco salió rana aunque todavía, cuándo sus compañeros de secundaria les preguntan, tienen que explicar que sus progenitores eran seguidores de la protagonista que encarnaba la actriz Lucy Lawless.

Y mientras 'Juego de Tronos' se iba conviritiendo en en el último fenómeno televisivo mundial una de sus protagonistas, Daenerys Targaryen, iba sumando popularidad y títulos como «rompedora de cadenas», «reina de los ándalos», «protectora del reino», «señora de los siete reinos», «la que no arde»... Todavía guardaba la HBO en su cajón una temporada por emitir y aunque la joven Khalessi había dado alguna que otra muestra de padecer la locura de sus antepasados -marcados por la endogamia-, su carisma ya había servido para vender camisetas, tazas, tatuajes e inspirar el bautizo de 57 personas en España en su honor. No había registro civil ni libro de familia que pudiera frenar el furor.

Daenerys, «la primera de su nombre», ya había crucificado y quemado a sus rivales, ambicionado un trono con argumentos dignos de la Guerra de Sucesión Española entre partidarios de los Habsburgo y los Borbones, y se había mostrado ante sus fieles seguidores como una líder dictatorial. ¿Qué podía salir mal?

En el penúltimo capítulo de la serie -estrenado este lunes-, y en pleno asedio decisivo por la capital de los Siete Reinos que al fin convertiría a la joven Khalessi en reina, el personaje es víctima de un ataque de locura que provoca que se lance a la destrucción de la ciudad con niños, mujeres y hombres inocentes y soldados que ya habían dado muestras honestas de rendirse. Las escenas, con cadáveres calcinados y ceniza impregnando el ambiente, recuerdan a las imágenes posteriores al lanzamiento de la bomba atómica en Hiroshima o al retrato de los campos de concentración de 'La Lista de Schindler'. Nadie querría ser el padre de una genocida.

Daenerys sin duda había sufrido el estilo de hacer televisión actual, que necesita de giros sorpredentes -o no tanto- para conquistar a un espectador que ya ha visto de todo desde el sofá de su casa. Ahora esas niñas tienen una media de 2,2 años, según datos del INE, y en un futuro habrá que darles muchas explicaciones.

Arya, un valor seguro

Arya Stark, superviviente del holocausto de Desembarco del Rey.
Arya Stark, superviviente del holocausto de Desembarco del Rey. / Helen Sloan/HBO

Aunque este caso sirve de moraleja de que no hay que bautizar a los hijos con nombres de personajes de series inconclusas, por lo que pueda pasar, en 'Juego de Tronos' hay un valor seguro: Arya. La joven de las hermanas Stark es el auténtico icono feminista de la ficción, que se negó a ocupar su rol de dama y ambicionó emular a sus hermanos Rob y Jon. Para ello tuvo que entrenar duro, superar la desaprobación de algunos familiares e incluso exiliarse para iniciar una nueva vida. Ella es el verdadero alma de la historia, un personaje poderoso capaz de acabar con los villanos más temibles -véase el Rey de la Noche-.

Por los valores que representa, en España el número de Aryas supera claramente al de Daenerys. 274 frente a 57. Quizá estas primeras puedan llevar su nombre con más orgullo... Aunque quizá la HBO tenga reservada otra sorpresa en su capítulo final de este lunes.

Más información