Un gijonés en 'Saber y ganar'

Diego Pazos. / E. C.
Diego Pazos. / E. C.

Diego Pazos ya llega acumulados más de 1.600 euros y acaba de eliminar a Enrique, que llevaba en pantalla 79 programas

E. C

Se llama Diego Pazos y nació en La Coruña hace 42 años, pero vive en Gijón desde hace una década, donde se enamoró de una asturiana. Es funcionario del Estado y puede confirmar y confirma que «Jordi Hurtado no es un holograma. Existe y, además, es muy simpático. Hace chistes durante las pausas, aunque también tiene carácter y, cuando es necesario, lo saca a relucir y pone las cosas en su sitio». Porque, desde esta semana, Pazos es uno de los concursantes de 'Saber y ganar'. Lo del holograma va en broma porque, al igual que media España, Diego «ha escuchado un montón de cosas» sobre uno de los presentadores más veteranos de la tele. Y es que el hecho de que Hurtado lleve tanto tiempo en pantalla sin haber envejecido ha dado pie a todo tipo de memes sobre su supuesta inmortalidad o su naturaleza robótica. Pero, al margen de las risas, este gijonés de adopción lleva siguiéndolo desde sus inicios en el concurso, hace más de dos décadas. «Siempre me gustó el formato, pero no me había atrevido a participar porque temía que los nervios me traicionasen, lo que efectivamente ha ocurrido. Hasta que pensé que, si no escribía, me arrepentiría», relata sobre sus primeros cuatro días en 'Saber y ganar', donde no le ha ido nada mal a este economista: ya llega acumulados más de 1.600 euros y acaba de eliminar a Enrique, que llevaba en pantalla 79 programas. Así que su madre, que «también es una seguidora acérrima del programa y muy crítica», el resto de su familia y sus amigos están pendientes de lo que ocurre todas las sobremesas. Veremos qué pasa en los estudios de San Cugat del Vallés, porque todo es impredecible. «Por ejemplo, me encanta el cine, pero las he fallado casi todas».

Temas

Gijón