El sector audiovisual asturiano rinde homenaje a la abuela de la reina Letizia

El sector audiovisual asturiano rinde homenaje a la abuela de la reina Letizia

Los GAVA encumbran a 'Enterrados', de Luis Trapiello. La cinta se llevó tres premios en una gala que rindió homenaje a Menchu Álvarez del Valle

KAY LEVIN

La cuarta edición de los Premios GAVA celebró ayer, en el Teatro Palacio Valdés de Avilés, la labor de los asturianos en el cine, la televisión o la radio este último año. La película 'Enterrados', del mierense Luis Trapiello, se llevó tres premios de la Asociación Clúster de la Industria Creativa Cultural y Audiovisual de Asturias, ACICCA. Entre ellos, el de mejor película, mejor director y mejor sonido, que distinguió a Ernesto Paredano por la banda sonora de la cinta. Los únicos galardones en los que también competía y que finalmente no se llevó fueron los de interpretación, que recayeron en Manuel Pizarro, como mejor actor por 'Vamos a llevarnos bien', y Ana Villa, que se alzó con el premio a mejor actriz por 'Centro Médico'. El guionista Fernando Lorenzana, por su parte, fue galardonado por 'La distancia'. Además, Marta García Sarabia recogió el premio por el documental 'Jesucristo Superstar: un hito en la historia del musical español', e Imanol Ortiz hizo lo propio por el cortometraje 'Moda'. Más allá del cine, 'Universo Rodríguez' fue premiado como mejor programa de televisión, y tanto Rodrigo Cuevas como María Herrero fueron reconocidos como mejores presentadores de la pequeña pantalla. El galardón de mejor director televisivo fue para Rodrigo Sopeña, por 'El Club Houdini'. En radio, 'Noche tras noche' se llevó el trofeo como mejor programa y Camino Sofía de la Guerra como presentadora. 'Cutie Cuis' recogió el GAVA de videojuegos; Héctor Tuya, el de mejor videoclip; y Tsunami Film House, el de vídeo publicitario. La mejor innovación del sector fue 'Plataforma PlayPresta'.

En una gala presentada por Arantxa Nieto y Alberto Rodríguez, el GAVA de Honor fue para la periodista Menchu Álvarez del Valle, abuela de la reina Letizia, que«afirmó que con el reconocimiento se sintió «viva otra vez» recordando «tiempos hermosos» de la profesión. Reconoció haberse puesto «sentimental» por ser «un premio en casa» y reivindicó la radio como «la llave maestra» de la comunicación. El público en pie premió sus palabras con una ovación.