El valor, el genio y la esperanza

Morante de la Puebla, segundo por la izquierda, en la novillada de El Bibio. :: DAMIÁN ARIENZA/
Morante de la Puebla, segundo por la izquierda, en la novillada de El Bibio. :: DAMIÁN ARIENZA

Terna de figuras del toreo en diferentes etapas de su carrera para la primera corrida de toros de Begoña

ROSA IGLESIAS

Son tres, lo que viene siendo una terna. Tres matadores de toros con unas cuantas cosas en común y muchos matices que los hacen distintos. No hay un torero igual a otro, porque cada quien interpreta la tauromaquia como la siente. Se torea como se es. Incluso como se quiere ser. La puerta de los deseos siempre es grande. Esta tarde despedimos a Padilla, al que un asta de toro convirtió en pirata y guerrero. El toro te da y te quita por colleras. Un ojo de la cara le costó ser figurón, portada del 'Times' y acartelarse con otros astros. A su manera, calando en los tendidos, sumando partidarios por la vía del espectáculo, del valor. Se va un fijo, un consentido del público, un coletudo valiente y un hombre cabal.

Morante se va algunas tardes y cree hacerlo para siempre. Para volver a volver. Doctorarse en tauromaquia es volver y volver al natural. Decir que te vas y al final te arrepientes. El sentimiento convertido en arte, el miedo marcando sus tiempos y el valor maridan algunas tardes, solo algunas. Un toro nunca es cualquier cosa, el toro lo es todo. Y encima el público es soberano incluso frente a majestades de la cosa táurica. Un genio, una de cal, otra de arena. ¿A dónde vas, a los toros? ¿De dónde vienes? Ay. Nadie dijo que los milagros fueran sencillos.

Despedimos a Padilla, a quien le costó un ojo de la cara ser figurón y portada del 'Times'

Un matador de toros ha de dominar su miedo, los terrenos y las necesidades o defectos de su oponente. Sobreponerse, olvidarlo, olvidarse a sí mismo y torear. Con la llegada de Roca Rey la lidia, él mismo, entraron en los terrenos de lo inverosímil. Pasa de vez en cuando. Esto también va de renovación y novedad. Sorpresa, negación, no sé yo... mucha espaldina... Este chaval sabe torear. Tres temporadas alternando como matador. Número uno en el escalafón. Una figura, dos figuras, tres figuras. Una terna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos