«No venimos a hacer caja, apostamos por los espacios en los que creemos»

Jesús Rodríguez, ante una de las maquetas de la exposición 'I love Lego'. / PALOMA UCHA
Jesús Rodríguez, ante una de las maquetas de la exposición 'I love Lego'. / PALOMA UCHA

Renoir y Sorolla serán los protagonistas de la próxima exposición prevista para el Palacio de Revillagigedo

GUILLERMO MAESE

La exposición 'I love Lego', que estará presente en el Palacio de Revillagigedo hasta el próximo 29 de septiembre, abre un nuevo horizonte de actividad para estas instalaciones culturales de la mano de la empresa italiana Arthemisia. Con exposiciones en Madrid, Barcelona y en varias ciudades italianas, esta compañía especializada en grandes muestras internacionales llega a Gijón de la mano de su director en España, Jesús Rodríguez, con la intención de poner en marcha una programación anual en el espacio cultural gijonés.

-¿Cuál es la idiosincrasia de Arthemisia?

-Llevamos trabajando en el sector del arte y las grandes exposiciones cerca de veinte años. Somos intermediarios entre las grandes colecciones, tanto públicas como privadas, y los museos. Además, dentro de nuestra actividad propia, estamos intentando apostar por locales más pequeños en ciudades también más pequeñas. Gijón será nuestra primera apuesta en España.

-¿Es muy variada la oferta pictórica que ofrecen?

-Trabajamos con grandes colecciones. Estamos hablando de autores como Sorolla, Miró, Renoir, Lautrec o Andy Warhol. Son muchas exposiciones itinerantes. Con todo, Arthemisia también trabaja con colecciones propias de artistas contemporáneos.

-Una empresa que gestiona grandes exposiciones en ciudades como Madrid, Roma y, próximamente, Barcelona, ¿por qué se fijó en Gijón?

-Es una apuesta personal. Visité con mi familia la ciudad y no tardé en ponerme en contacto con la Fundación Cajastur para comenzar a trabajar en futuras exposiciones. Gijón y el Palacio de Revillagigedo cumplen los requisitos para que nosotros podamos aportar más valor cultural y artístico a la región.

-¿Existe un acuerdo fijado con la Fundación?

-Aún no, aunque las condiciones son favorables para que sigamos trabajando. La predisposición de las partes es evidente. Tenemos ganas de trabajar en Gijón y volver a darle a estas instalaciones el nivel expositivo que merecen.

-¿Qué condiciones tienen que darse para que hagan una programación anual?

-La experiencia con este primer montaje determinará nuestra presencia en Gijón. Nuestros planes pasan por revitalizar el Palacio de Revillagigedo como motor cultural de la ciudad. No nos gusta venir un mes a hacer caja. Queremos apostar por los espacios en los que creemos y crear una identidad propia a partir de ellos.

-¿Cuentan con el apoyo del nuevo equipo de gobierno?

-En Madrid siempre hemos trabajado con el apoyo del área de cultura del Ayuntamiento y aquí debe ser igual. Necesitaremos el apoyo de las instituciones públicas para definir nuestra presencia: nuestros activos culturales generarán turismo y consumo en la ciudad.

-¿Ya ha tenido los primeros contactos con el Ayuntamiento?

-Todos mis contactos han sido con la Fundación. Son meses complicados para comenzar a planificar programaciones culturales que no sean veraniegas, pero espero que el entendimiento sea total entre las partes.

-Dice que se enamoró de las instalaciones, ¿qué cualidades valora del Palacio de Revillagigedo?

-Su ubicación es perfecta y su belleza es innegable. La disposición circular del local es idónea para albergar grandes exposiciones. Tendremos que mejorar la iluminación de las salas para que podamos traer a Gijón las exposiciones de arte clásico que tenemos pensadas.

-¿Qué nos puede avanzar?

-Como le digo, no hay nada fijado aún. Es seguro que en otoño volveremos a apostar por el Palacio de Revillagigedo para que albergue una de nuestras exposiciones. Nuestros comisarios trabajan para traer una de Pierre-Auguste Renoir y Joaquín Sorolla representando la figura de la mujer.

-¿Habrá espacio para artistas locales?

-Sí. El espacio es grande y reúne cualidades para, en un momento dado, poder fomentarlo. Será productivo para todos. Podrán obtener una cuota de espacio junto a grandes artistas. Queremos darle identidad propia al espacio y perfilar un calendario que mantenga el nivel durante toda la programación. Apostaremos por los artistas locales, pero siempre creando sinergias con las exposiciones de grandes artistas.

-Esta semana se ha inaugurado la exposición de Lego. Aún es pronto, pero ¿cómo está siendo la acogida a la muestra?

-Es cierto que aún es pronto, pero los primeros datos nos hablan de una buena acogida. Estamos convencidos de que cosecharemos un nuevo éxito con esta exposición. En Madrid la visitaron más de noventa mil personas. Su carácter familiar ayuda a que niños y adultos disfruten del millón de piezas Lego que forman seis mundos minuciosamente montados. Para montar esta muestra se ha trabajado muy duro durante cuatro días. Uno de los montajes sufrió daños en el traslado y el trabajo de reconstrucción ha sido a contrarreloj.

Temas

Gijón