La afición local no puede descuidarse para adquirir los bonos de la fase de ascenso a Plata

N. G. AVILÉS.

La limitada capacidad de público en el polideportivo de La Magdalena, con poco más de ochocientas plazas, está siendo un pequeño handicap en la organización de la fase de ascenso a División de Honor Plata para la Asociación Atlética Avilesina. El club ha dispuesto una venta anticipada de bonos por las tres jornadas y entradas por día para los aficionados locales, aunque hasta la fecha apenas son un centenar las demandas confirmadas en las oficinas de la Atlética.

El problema pasa por la petición de boletos de los tres equipos rivales, que en todos los casos sobrepasa las cincuenta entradas que se facilitará a cada uno de ellos. Ante esa tesitura, la directiva del Toscaf Atlética necesita que la afición avilesina retire sus localidades antes del martes, día tope para confirmar a los clubes visitantes si van a poder acceder a más entradas que las cincuenta iniciales para satisfacer una petición que en el caso del Xiria coruñés sobrepasa con creces el centenar.