Los cuervos alzan el vuelo en Pravia

Dos atletas en mitad de un obstáculo durante la pasada edición, que también fue multitudinaria.
/PATRICIA BREGÓN
Dos atletas en mitad de un obstáculo durante la pasada edición, que también fue multitudinaria. / PATRICIA BREGÓN

Los corredores élite Christian Zarta y Lorena González intentarán revalidar el triunfo conseguido el año pasado

SANTY MENOR AVILÉS.

Después de meses de preparativos, la cuarta edición de la Ebroker Crows Battle de Pravia está a punto de comenzar. Ayer tuvo lugar una charla informativa, finalizada con un vino español, refrescos y una paella para los participantes, y hoy a las 11 horas todos se situarán en la línea de salida para comenzar a correr y a superar los exigentes y variados obstáculos elegidos y colocados con mimo por parte de los organizadores.

La prueba batirá, con 715 corredores, su récord de participación. «Estamos contentísimos, porque hemos superado en más de 200 deportistas la del año pasado, en un momento en que las pruebas nacionales de este tipo están bajando su participación», explica Guzmán Menéndez, uno de los organizadores del reconocido evento.

De los 715 corredores, casi doscientos participarán en la tanda élite, conocedores de que la prueba praviana es puntuable tanto para el Campeonato de España como para el de Europa de la modalidad. «A excepción de dos o tres deportistas que tenían compromisos internacionales, los mejores de España estarán mañana -por hoy- en Pravia», asegura Guzmán.

«Los corredores que lideran los principales ránkings del país no se han querido perder esta prueba». Entre ellos, destacan entre los que destacan Christian Zarta (ganador Crows Battle 2017), Lorena González (ganadora Crows Battle 2017), Miguel Pinto (atleta leonés ganador pruebas nacionales), Paula Esteiro (ganadora Crows Battle 2016 y vencedora en multiples pruebas nacionales) o Asier Landart (País Vasco).

Los mejores de España

La prueba élite, ahora llamada competitive, comenzará a las 11 horas con salida y meta en la Plaza Moutas, junto a La Colegiata, en el centro de Pravia. Se espera que, tras superar un recorrido de diez kilómetros y cuarenta obstáculos, los más rápidos completen la prueba en torno a una hora y media. Nada más salir los profesional, lo irán haciendo, por tandas cada quince minutos, los aficionados, estimándose la llegada de los más rezagados en torno a las 14 horas.

Cabe recordar que los corredores aficionados, cuya cifra rondará los 500 participantes, no tienen la obligación de superar todos los obstáculos. «Pueden cambiar supear algunos obstáculos por realizar otro tipo de penalidades. Al final, van a pasarlo bien y eso es lo importante», explica Guzmán.

El avilesino agradece un año más «el apoyo de los patrocinadores y del Ayuntamiento de Pravia, que se vuelca con la prueba». Además, deja claro que «nunca sobran voluntarios. Todo aquel que quiera ayudar sólo tiene que estar el domingo a las 9 en la Plaza Moutas y enseguida le daremos tarea, porque nunca sobra nadie», sonríe.

Muchos de los numerosos participantes que llegan desde fuera de la región, incluso desde Portugal, han reservado su parcela en las inmediaciones del polideportivo de Agones, bien para acampar o para aparcar su autocaravana. En la instalación cuentan con vestuario, agua caliente y un servicio de cafetería. «Se ha notado el récord, porque el polideportivo estará lleno», concluye el organizador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos