Atletismo

David Ginzo y Adela Villa quieren repetir triunfo en los 10 kilómetros de Avilés

David Ginzo y Adela Villa quieren repetir triunfo en los 10 kilómetros de Avilés

La organización agotó los 1.000 dorsales disponibles para la cuarta edición de una prueba cuya competición adulta arranca a las 18 horas

SANTY MENOR AVILÉS.

La cuarta edición de los 10 kilómetros de Avilés Gran Premio TSK reunirá esta tarde, a partir de las 17 horas en la Plaza de España, a 1.000 atletas entre las categorías infantiles y de adultos. Todos los dorsales se agotaron para la disputa de una competición dedicada a la corredora popular avilesina Élida Fernández, fallecida en el mes de enero mientras se entrenaba. En ese sentido, se guardará un minuto de silencio en la salida y la camiseta oficial de la prueba cuenta con su nombre serigrafiado a modo de logo, además de estar compuesta por los colores del club con el que competía: El Parque Avilés.

El recorrido, homologado por la Federación Española, constará de dos vueltas a un circuito urbano de 5 kilómetros, con salida y meta en la Plaza de España. Se alcanzarán los 1.300 euros en premios en metálico para los vencedores individuales, por equipos, metas volantes y multitud de categorías hasta la completar los cerca de cien trofeos que se van a entregar.

A las 17 horas comenzarán las pruebas infantiles, con una participación de 250 atletas, y a las 18 arrancarán los mayores, con presencia de 750 corredores. Está confirmada la presencia de grandes atletas regionales, pero los máximos favoritos a alzarse con esta edición son los vencedores del año pasado, David Fernández Ginzo (Horizonte Gijón) y Adela Villa (Universidad de Oviedo), así como el atleta marroquí Yasine Laazzaoui (Horizonte Gijón), Alba García (Oriente), madrina de la prueba, Máximo Cordero (Horizonte Gijón) o Paco Pedrouso (Oriente), por citar algunos.

La carrera, organizada por el Club Deportivo Esportate Bikila, presidido por Guzmán Menéndez, y por la Fundación Deportiva Municipal del Avilés, quiere también valorar la colaboración de los «más de cien voluntarios que estarán al servicio de los corredores. Sin ellos, la carrera no sería posible». Ahora, queda rezar para que no llueva.

 

Fotos

Vídeos