«Esta victoria es un premio para mí y me anima a seguir entrenando»

Alberto Suárez, ayer, en la pista de San Lázaro, antes de comenzar una sesión de entrenamiento. /Álex Piña
Alberto Suárez, ayer, en la pista de San Lázaro, antes de comenzar una sesión de entrenamiento. / Álex Piña

«El desafío de Bakkali por hacer el doblete en Gijón y Oviedo le dio un plus de visibilidad a la carrera ovetense»

César Sánchez Tessier
CÉSAR SÁNCHEZ TESSIERGijón

El paralímpico Alberto Suárez (Riosa, 1977), con una visión reducida, tiró de galones y experiencia para alcanzar su quinta victoria en la San Silvestre de Oviedo, casi una década después de coronarse por las calles ovetenses en esta carrera por primera vez. El trabajo y la gran profesionalidad son las claves de los éxitos de este atleta, que ha sido campeón y subcampeón paralímpico de maratón y que siempre que puede toma la salida en la competición de la capital asturiana para despedir el año.

–¿Qué significa para usted conseguir la quinta victoria en la San Silvestre de Oviedo?

–Supone, sobre todo, una gran motivación. En cada edición en la que he participado, he tratado de disputarla. Después de tanto tiempo es bonito poder seguir estando a un buen nivel y luchar por el triunfo. Además, esta prueba es de las pocas ocasiones en las que la familia y los amigos me pueden ver competir, puesto que los campeonatos oficiales suelen ser siempre en el extranjero y no siempre me pueden acompañar.

–Esta edición no lo ha tenido fácil.

–Cada vez hay más gente joven que pide paso y es más difícil ganarles. La sensación de poder correr junto a ellos para mí ya es gratificante. Además, si puedo competir y ganarles, es todo un premio para mí y me anima para seguir preparándome cada día.

–La San Silvestre estuvo esta edición rodeada de una gran la expectación.

–El desafío de Bakkali por hacer doblete en Gijón y Oviedo tuvo una gran repercusión de espectadores y de medios de comunicación. Le dio un plus de visibilidad a la prueba. También fue el tema de conversación los últimos días. Esto se reflejó en que las calles estuvieron llenas de gente para presenciar la prueba y eso para los corredores siempre es muy agradable.

–La prueba ovetense es la que más ha crecido en los últimos años. ¿Dónde le pone techo?

–El buen momento del 'running' tiene reflejo en pruebas como la San Silvestre, que unen el ambiente popular de los que se inscriben para acabar el año haciendo deporte y los que practicamos atletismo habitualmente. Todo ello las ha llevado a convertirse en una de las más importantes.

Cambios en la prueba

–¿El cambio de la meta a las inmediaciones del Campoamor favoreció a la prueba?

–El cambio del final de la carrera y de la organización hizo que hubiese un repunte en la competición. La cercanía de la meta a la salida dio mayor visibilidad a la competición ya que permitía a los espectadores seguir mejor la prueba y disfrutar del tramo final de la carrera. Eso ayudó a incrementar la expectación.

–¿Qué tienen las San Silvestres que sacan tanta gente a la calle?

–Son pruebas muy especiales que permiten que todo aquel que haga cualquier deporte salga a la calle a despedir el año. Con las nuevas tecnologías pueden verse los resultados rápidamente y hasta hay pequeñas piquillas en las clasificaciones por mejorar el tiempo de otras ediciones. Todo ello hace que estas pruebas sean las más populares de todo el año.

–Esta es una temporada muy importante para usted, con los Juegos Paralímpicos ya en ciernes

–Las primeras plazas para los Juegos Paralímpicos se asignarán en los próximos meses. Primero tendré la Copa de Maratón, que será en abril. Todo apunta a pueda será en Londres o en París, aunque aún no hay sede oficial. Ya más adelante, en noviembre, en el Mundial en pista al aire libre, que se disputará en Dubái, espero hacerme con un billete para Tokio.

 

Fotos

Vídeos