ATLETISMO

«El Villa de Gijón seguirá como referente de la ciudad»

Mario González, responsable de la organización del Cross Popular Villa de Gijón, en el paseo del Muro. /  ARNALDO GARCÍA
Mario González, responsable de la organización del Cross Popular Villa de Gijón, en el paseo del Muro. / ARNALDO GARCÍA

«La prueba ha cambiado en sus cuatro décadas, pero no ha perdido su esencia y eso nos ha permitido seguir tantos años en el calendario»

CÉSAR SÁNCHEZ GIJÓN.

Mario González (Oviedo, 1960) practicó atletismo en aquella inagotable cantera que fue el Instituto Alfonso II en los años 70. También pasó por el CAU, de igual forma, de la mano de José Álvarez, al que todos en el mundo del atletismo conocen como 'Pepe' Teverga. Pero no fue hasta a principio de la década de los 80 cuando González se trasladó a Gijón: «Desde el principio me di cuenta que en esta ciudad se vive el deporte de forma diferente».

Dejaba atrás su trayectoria como atleta para 'alistarse' como técnico del Atletismo Fumeru, una iniciativa que partía de la Asociación de Vecinos de El Llano, que pronto dio grandes deportistas para la región.

Desde entonces ha sido una pieza clave en la entidad, que en 1998 pasaba a ser el Atlético Gijonés-Fumeru. De esa forma comenzaba una nueva etapa para este club que nació en 1933 y que fue vital en el deporte de la ciudad.

El Atlético Gijonés, con Víctor Peláez como presidente, organizó la primera edición del Villa de Gijón que mañana celebrará cuatro décadas llenando de deporte las calles de la ciudad. «Fue una prueba pionera en llevar el deporte a todos los barrios y en poner en valor su carácter popular. Un concepto que no se percibía», señala González, al tiempo que añade «también fue pionero en el nombre. Hasta entonces no había pruebas con el nombre de Villa de Gijón».

El técnico y directivo del club gijonés, que recuperó la organización de la carrera hace tres años, considera que «es un pena que no se haya reconocido la gran labor que Víctor Peláez hizo por la actividad física de la ciudad. Dio un gran impulso al deporte popular en Gijón».

González hace hincapié en que «la prueba ha cambiado, pero nunca ha perdido su esencia. Todo cambia. La ciudad también y es lógico que la carrera haya evolucionado. Eso es que la ha permitido permanecer tanto tiempo entre las preferidas de los corredores».

El Villa de Gijón también tuvo cifras de récord en la década de los 80, en los que superó el millar de participantes. «No nos planteamos seguir creciendo con tantas pruebas como hay en Asturias. Nuestra apuesta ahora es ofrecer mayor calidad a los corredores. Ellos son lo principal para nosotros. Nos plantemos en el futuro dar mayor repercusión a la prueba con premios para los vencedores», comenta.

González no oculta la dificultad organizativa de la prueba, que se desarrolla sobre un trazado de 11,5 kilómetros, en los que contarán con cerca de un centenar de voluntarios y la inestimable ayuda de la Policía Local. No obstante, el coordinador deportivo de la entidad da por buenos todos los esfuerzos para que «la prueba siga como uno de los referentes deportivos de la ciudad».

Solo le preocupa las previsiones meteorológicas, aunque, a pesar de todo, espera que la prueba sea «una gran fiesta del deporte popular».

 

Fotos

Vídeos