El Antuña Adba se rinde al poderío y la intensidad del líder Celta Zorka

Kovacevic y Edeferioka protagonizaron un gran duelo. / MARIETA
Kovacevic y Edeferioka protagonizaron un gran duelo. / MARIETA

El conjunto avilesino aguantó lo que pudo en un partido que se acabó haciendo eterno por el potencial vigués

S. MENOR AVILÉS.

El Inmobiliaria Víctor Antuña Adba le aguantó medio partido al sólido e indiscutible líder del grupo A de Liga Femenina 2, el Celta Zorka (37-77). El físico, la intensidad y la calidad del conjunto vigués acabó por aplacar la ilusión con la que comenzaron el choque las locales, que se encontraron contra un muro que nunca pudieron superar.

37 ANTUÑA ADBA

0 CELTA

Inmobiliaria Víctor Antuña Adba:
Sara Fraile (8), Ana Oraá (3), Laura Martínez (2), Ariadna González y Sara Brandy (3) -equipo inicial- Andrea Riobello, Virginia Sáez (11), Bojana Kovacevic (8) y Alicia Villegas (2).
Celta Zorka:
Montero (5), Carrera (8), Paula Fernández (9), Germán (11) y Motley (10) -equipo inicial- Kjartansdottir (13), Senosiain (9), Lacorzana y Edeferioka (12).
Parciales:
12-15, 14-22 (26-37, descanso), 7-23 (33-60) y 4-17 (37-77, final).
Árbitros:
Alejandro Pellitero y Tania Cadaya. Sin eliminadas.
Incidencias:
encuentro aplazado de la jornada 7 de Liga Femenina 2 disputado en El Quirinal ante un centenar de espectadores.

Las jugadoras de Juanjo García supieron sobreponerse a un mal inicio, con parcial de 0-6 para las visitantes. Gracias a una mejora en defensa, la primera canasta local fue de Bojana Kovacevic a los seis minutos, aunque un buen final de cuarto dio esperanzas al respetable, acabando el primer cuarto 12-15.

El Adba fue poco a poco cercando a la nigeriana Edeferioka, que huía de Bojana y se emparejaba con marcadoras de menos estatura para buscar el aro y anotar o ser víctima de falta. La montenegrina tuvo ayer su día, pero fue de las que más lo intentó, nunca se escondió y el principal quebradero de cabeza para la defensa del equipo dirigido por Cristina Cantero, que tiró de centímetros y de ayudas para anularla.

Sara Fraile y Virginia Sáez intentaron mantener al equipo avilesino en el partido a base de triples, pero un acierto anotador del 22%, 9 de 40 en tiros de dos, hizo imposible que el Adba tuviese alguna opción de triunfo. Tras llegarse al descanso 26-37, una salida en tromba visitante hizo del segundo tiempo un trámite para el Celta. La avilesina del cuadro vigués, Paula Fernández, salió de inicio y firmó nueve puntos.

 

Fotos

Vídeos